La desaparición del Centro de la Mujer dejaría a más de 2.600 personas sin atención

Manuela Lillo
-

La violencia de género es uno de los ámbitos de actuación más importante de este servicio, en el que también ofrecen asesoramiento en materia laboral, jurídica, social y psicológica

La posible desaparición del Centro de la Mujer de Ciudad Real haría que se quedaran sin este recurso las más de 2.600 personas que fueron atendidas allí el año pasado y en el que resolvieron casi 9.000 consultas o peticiones de ayuda. De momento, el centro está ‘pendiendo de un hilo’ después de que una sentencia anulase el acuerdo de cesión del centro desde la Diputación al Ayuntamiento y devolviera gestión a la institución provincial, si bien el presidente de la misma, Nemesio de Lara, ya ha manifestado que no tiene intención de continuar haciéndose cargo de este servicio.
Es por ello que las trabajadoras del Centro de la Mujer se encuentran actualmente en «una situación de incertidumbre», a la espera de los pasos que den las administraciones implicadas en el futuro de un centro en el que se atendieron el año pasado a 2.648 mujeres, según los datos de la memoria de actividad del centro al que ha tenido acceso La Tribuna  y que revelan que se prestó ayuda a un 28,9 por ciento más de mujeres y abordado un 36% más de consultas de asesoramiento que en 2012.
Una de las áreas más importantes es la que atañe a la violencia de género, que en muchas ocasiones supone activar otras actuaciones, como la búsqueda de empleo, la información sobre ayudas sociales o el asesoramiento jurídico en divorcios u otros procesos legales, así como en el área de atención psicológica.
En concreto, en el área de violencia de género, el centro de la capital atendió a 354 mujeres que plantearon casi un millar de consultas relacionadas con esta problemática, a la que se presta una especial atención. Del mismo modo, desde este centro se hace un seguimiento de los procedimientos judiciales derivados por los juzgados de Ciudad Real, que el año pasado afectó a 119 mujeres.
También, desde el Centro de la Mujer se encargaron de tramitar la derivación a recursos de acogida de 11 mujeres y de sus 19 hijos y gestionaron el programa Atenpro, un teléfono que sirve como localizador y que las mujeres pueden usar en el caso de verse en una situación de riesgo.

Más información en la edición impresa.