Repsol imparte más de 30.000 horas de formación en seguridad

D. R.
-

Más de tres millares de trabajadores de la multinacional y de empresas auxiliares recibieron esta formación en un año con más de 35.000 acciones sobre prevención.

Bomberos del Sesema del Complejo Industrial de Repsol en Puertollan. - Foto: LT

Hoy se conmemora el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, una efemérides en la que el Complejo Industrial de Repsol en Puertollano destaca su «compromiso y apuesta» con la seguridad laboral, dando por cumplidos todos sus compromisos en esta materia contemplados en el Plan de Sostenibilidad 2018. A lo largo del pasado año, se realizó el 100 por cien de las acciones previstas en el Plan de Formación en Seguridad y se cumplió el Plan Anual de Seguridad y Salud con un total de 7.871 horas de formación específica en seguridad para personal propio. A lo largo de 2018 también se realizaron actividades encaminadas a mejorar la cultura de la seguridad con proveedores y contratistas. De esta manera, 10.994 profesionales de empresas auxiliares recibieron un total de 31.489 horas de formación en seguridad.
Desde la multinacional petroquímica apuntaron que en los procesos industriales como los que se desarrollan en el Complejo Industrial de Puertollano,» la seguridad y la prevención son un elemento vital», de ahí que se apliquen «exigentes medidas durante el diseño y mantenimiento de nuestras instalaciones», además de realizar análisis de riesgos periódicos y asegurar una adecuada capacitación de nuestros profesionales. «Creemos firmemente que alcanzar el objetivo de cero accidentes es posible, y para lograrlo apostamos por la implicación de todas y cada una de las personas que participan en nuestras actividades. Sea cual sea su puesto, todos los profesionales que trabajamos en el Complejo Industrial de Repsol en Puertollano somos responsables de nuestra seguridad, así como de contribuir a la del conjunto de las personas que nos rodean», aseguran desde la compañía energética.
De este modo, a lo largo del pasado año llevaron a cabo más de 35.000 acciones preventivas de seguridad en las instalaciones de Repsol, entre observaciones preventivas, auditorías de permisos de trabajo, observaciones planificadas de trabajo y visitas de inspección de seguridad en planta. Además, se contabilizaron más de 430 acciones de evaluación y mejora, principalmente auditorías constantes a sistemas y procesos y análisis de incidentes. «En Repsol trabajamos en base al principio de seguridad integrada que tiene cuatro pilares clave: la prevención de riesgos laborales, la gestión del riesgo, la respuesta ante emergencias y la seguridad patrimonial», sostienen desde la empresa.


Autoprotección. El Complejo Industrial de Repsol en Puertollano cuenta con un plan de autoprotección, denominado Plan de Emergencia Interior), con personal «altamente cualificado» para intervenir en caso de emergencia. Toda la plantilla está preparada para conseguir un funcionamiento óptimo de las medidas de autoprotección que establece el plan, así como el uso eficaz de los medios humanos y materiales disponibles.
Así, ante una situación leve o grave toda la plantilla está entrenada para responder de forma inmediata, con los siguientes recursos: en primer lugar, se encuentra el Equipo Permanente Contra Incendios / Grupo primera Intervención, formando parte de estos grupos 600 operadores de producción; en cada turno hay cuatro grupos de unas 20 personas y todos sus integrantes reciben una formación teórica y práctica anual en extinción de incendios. Y en segundo lugar está el Parque de Seguridad, con la disponibilidad permanente de un equipo de bomberos profesionales. Además, toda la plantilla realiza cursos de reciclaje en seguridad y conocimiento del Plan.
Estos bomberos tienen a su alcance equipos y vehículos de última generación, tales como cinco camiones de extinción de incendios con bombas de agua de 10.000 litros por minuto, un camión con brazo articulado de 24 metros de altura, dos furgonetas para el traslado de personal, varios vehículos semiligeros con polvo químico y agua espuma como agente extintor, además de otros equipos contra incendios distribuidos estratégicamente por todo el complejo industrial. El parque cuenta con dos ambulancias completamente equipadas y dos equipos de alta capacidad de lucha contra incendios. También hay un centro médico.