Jaime Bartolomé presenta un cine totalmente experimental

D.A. Farto / Ciudad Real
-
Jaime Bartolomé director del largometraje - Foto: /Fotos Rueda Villaverde

El IV Festival de Cine de Castilla-La Mancha recibió al director de Pruebas, Jaime Bartolomé, autor de uno de los largometrajes presentados en la sección internacional del Festival de Cine de Castilla-La Mancha, Pruebas, que es el resultado de las prácticas ofrecidas a los alumnos de la Escuela de Interpretación Bululú de Madrid.
Esta proyección fue la que abrió la sesión de ayer en la se incluyeron cinco videoclips y un documental de larga duración, Colgados de un sueño, en el que Antonio Pérez cuenta los entresijos de la instalación del Museo de Arte Abstracto en Cuenca.
Bartolomé fue el único director que ayer acudió a presentar su obra en el Teatro de la Sensación. En una conversación previa con La Tribuna, reconoció que este largometraje es «una propuesta de cine independiente, surgida de los profesores y técnicos de la Escuela de Interpretación Bululú», como una forma de dar a sus alumnos la oportunidad de rodar diferentes escenas. A lo largo de sus 78 minutos de duración se da testimonio de la situación de varias parejas en escenas independientes unas de otras, y en las que  se pueden apreciar situaciones completamente diferentes: «Parejas que comienzan, otras que acaban; otras que debería acabar, pero no se atreven...».