El afectado por legionela condujo a las fuentes infectadas

Hilario L. Muñoz
-

Sanidad obliga a los ayuntamientos a analizar dos veces al año las fuentes ornamentales desde 2016 y apunta que ya hay consistorios que han optado por desactivar estas instalaciones ante los costes de mantenimiento

Otra de las fuentes en las que se ha detectado la presencia de la bacteria. - Foto: Tomás Fernández de Moya

El paciente afectado por legionelosis en la capital y que ya ha sido dado de alta puso sobre aviso a la Consejería de Sanidad sobre qué espacio de la capital podía tener la bacteria. Así lo señalaron fuente sde la Consejería de Sanidad a la agencia Efe quienes apuntaron que el trabajo de los médicos que lo atendieron llevó a realizar los análisis en la zona del Torreón y del parque de Gasset, donde se encuentran las cuatro fuentes afectadas. La Consejería de Sanidad confirmó la aparición de este «caso aislado» de contagio de legionela, en un hombre que ya fue dado de alta y se encuentra en su domicilio. 
En este sentido, la Consejería realizó el test de hábitos al paciente y que se trata de una herramienta que se emplea para determinar el origen del contagio. El paciente les informó que entre sus actuaciones estaba el pasear cada día por varios parques de la ciudad, precisamente en los que finalmente se detectó la presencia de esta bacteria.
«Se hacen habitualmente controles de legionela», dijo el delegado provincial de Sanidad, Francisco José García, en declaraciones a La Tribuna de Ciudad Real. El delegado señaló que el de Ciudad Real es un caso «aislado» y no se trata de un brote. De hecho, según los datos del registro epidemilógico que cada semana efectúa el Instituto de Salud Carlos III hasta el 1 de septiembre han sido dos los casos de legionelosis detectados por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, con el de Ciudad Real serían tres. En toda España son 27 los casos detectados en los primeros nueve meses del año.
El afectado por legionela condujo a las fuentes infectadasEl afectado por legionela condujo a las fuentes infectadas - Foto: Rueda VillaverdeDe hecho, en el caso de la capital, «no hay ningún peligro ni riesgo y todo se enmarca en el programa de mantenimiento de las fuentes ornamentales y cuando se detecta un positivo se realiza una limpieza o desinfección», dijo García. El direcor provincial recordó la importancia de que el protocolo haya funcionado a la perfección en la capital con el aviso a las autoridades. 


Fuentes ornamentales. Para dar con las fuentes ornamentales hay que tener en cuenta que Sanidad modificó en el año 2016 los protocolos de la detección de legionela tras el foco ocurrido en 2015 en Manzanares.  De este modo, todos los ayuntamientos están obligados a realizar dos veces al año pruebas y controles a sus fuentes ornamentales, consideradas como elementos de primer orden en la vigilancia de la bacteria. Se trata de una decisión que ha provocado un incremento en los costes de mantenimiento y que ha hecho que haya municipios que hayan optado por cambiar sus fuentes ornamentales. «Los municipios más pequeños optan por cerrar sus fuentes al no poder asumir los controles de legionela», apuntó el delegado, quien expuso que se trata d euna situación que ocurre en toda la región. En este sentido, por ejemplo, en junio, el Ayuntamiento de Ciudad Real aprobó los trabajos higiénico-sanitarios para la prevención y control de legionela de las 31 fuentes ornamentales de la capital por 9.940 euros. Una muestra del coste que implica este control de la bacteria esas dos veces al año, con unos informes que se deben remitir a la Consejería. 
Por otra parte, la administración realiza sus propios controles de legionela rutinarios en distintas instalaciones. En lo que va de año, hasta primeros de septiembre, han sido 128 las inspecciones realizadas   de las que solo una había sido en fuentes ornamentales y la mayor parte en equipos de enfriamiento evaporativo y torres de refrigeración, con 34 cada uno. Hay que tener en cuenta que el peligro de la bacteria se encuentra en la posibilidad de aspirarse, ya que si se trata de una cepa que provoque legionelosis, la enfermedad ocurre al llegar la bacteria a los pulmones. Hoteles, lavaderos de cohes, residencias de la tercera edad, balnearios, instalaciones deportivas, hospitales y centros de discapacidad son el resto de inspecciones realizadas durante este año.