Valdepeñas es de Primera

Eduardo Gómez
-
Valdepeñas es de Primera

6
Viña Albali Valdepeñas
3
Segovia
Finalizado
El Viña Albali tumba al Segovia y conquista la permanencia en un vibrante partido en un abarrotado pabellón Virgen de la Cabeza.

El Viña Albali Valdepeñas militará la próxima temporada en Primera División. El equipo de fútbol sala hizo honor al título que posee la ciudad y conquistó una muy heroica permanencia en un choque que tuvo de todo. Era una final y no podía ser de otra manera. Ganó el Viña Albali y Valdepeñas seguirá teniendo equipo en la élite. Esta afición y la ciudad así lo merecen. Segovia se va a Segunda, pero su plantilla, que acumula cuatro meses de impagos, ofreció toda una lección de profesionalidad

Los nervios jugaron una mala pasada a los azules en el arranque del choque. Excesivamente atenazados, el camino se llenó de curvas cuando en el segundo minuto Chus batía a Coro con un lanzamiento de falta, en una acción que vino precedida de un despiste imperdonable.

La tensión se notaba, era casi un jugador más y en ese contexto pareció desenvolverse mejor el cuadro foráneo. Sin embargo, con el paso de los minutos la escuadra vinatera fue poniendo cerco al área visitante. Ahora bien, a pesar de generar oportunidades, el gol no llegaba y la ansiedad no era buena compañera. Lo intentaron Víctor Montes, Juanan, Chino, José Mario…, pero el balón parecía no querer entrar. Segovia se defendía como podía y eso les hizo acumular su quinta falta a 6.34. El acoso fue continuo hasta que a falta de 46 segundos para el descanso Chino se sacó un obús que se coló por toda la escuadra y el Virgen de la Cabeza se vino abajo. Fueron los mejroes momentos de un Viña Albali que siguió insistiendo hasta el intermedio.

 

Y arrastrado por esas buenas sensaciones no tardó en llegar el 2-1, obra de José Mario cuando apenas se había consumido el primer minuto del segundo periodo. Pero era día de sufrir, como toda la temporada, y Chus anotó el empate. El choque era frenético y la fe de Manu García en una jugada que parecía morir en la banda acabó convirtiéndose en el 3-2. Y con ese subidón Chino volvió a hacer de las suyas para marcar el cuarto. Catorce minutos separaban a los manchegos de la salvación y el Virgen de la Cabeza era una olla a presión. A doce para el final entró Zamo, que el jueves anunció su despedida del equipo. A Segovia se le escapaba el tiempo y se fue desquiciando. Buena prueba de ello fue el empujón de Álvaro tras una filigrana de Dani Santos y que él entendió como un menosprecio. A siete para el final lo probó Segovia con juego de cinco, pero Viña Albali resistió, y Kike castigó dos veces más a los segovianos, para dejar en una anécdota el tanto de Chus. Valdepeñas es de Primera.

Valdepeñas es de Primera
Valdepeñas es de Primera
Valdepeñas es de Primera
Valdepeñas es de Primera
Valdepeñas es de Primera
Valdepeñas es de Primera