Interior premia a la Biblioteca por colaborar con el CIS

D. F.
-

La institución cultural pone varias de sus publicaciones a disposición de los usuarios del Centro de Inserción Social, al tiempo que facilita el acceso a sus instalaciones y fondos y el desarrollo de talleres

Interior premia a la Biblioteca por colaborar con el CIS - Foto: Tomás Fernández de Moya

La Biblioteca Pública del Estado recibió a finales de septiembre la Medalla de Bronce al Mérito Social Penitenciario por su colaboración con el Centro de Inserción Social (CIS) de Ciudad Real. Esta es una distinción que concede el Ministerio de Interior y que el director de la institución cultural, Javier Alonso, recibió de manos del director del Centro Penitenciario de Herrera de La Mancha, Marceliano García-Catalán, del que orgánicamente depende el CIS de Ciudad Real.

El responsable de la Biblioteca Pública, en una conversación con La Tribuna, detalló que la colaboración con el Centro de Inserción Social se remonta a hace varios años y ya estaba plenamente en marcha cuando se incorporó a la dirección de la institución cultural en el año 2015.

La institución cultural colabora con el CIS «mediante la dotación de revistas y libros de lectura fácil» para que los internos puedan leer en el propio centro.

Al mismo tiempo, Alonso explicó que una de las salas del edificio de la avenida del Ferrocarril se reserva durante una semana entera cada trimestre para impartir clases de informática a los internos, que se desplazan hasta la Biblioteca para recibir esta formación. A ello se añaden algunos otros talleres que se han organizado en las instalaciones del CIS con personal de la institución cultural.

Al mismo tiempo, Alonso desvela que la Biblioteca «es, con diferencia, el lugar más solicitado por parte de los internos a la hora de pedir permisos de salida a los que tienen derecho reglamentariamente».

De esta forma, cada día son entre tres y cinco personas las que realizan el desplazamiento en grupo desde el CIS a la Biblioteca para hacer uso de sus instalaciones, ya sea mediante la lectura de libros o la consulta de cualquier otro documento audiovisual o sonoro depositado en sus fondos.

En total, vienen a ser unas 30 personas por semana las que visitan la Biblioteca Pública desde el Centro de Integración Social, que cumple así su objetivo básico de acercar la cultura a todos los ámbitos de la sociedad, incluso los que están privados de libertad.