Empieza una nueva era

Sara Borondo
-

El salto generacional ya no está solo en los gráficos, PlayStation 5 trae más inmersión y un acceso rápido a los juegos

Empieza una nueva era

El próximo jueves se pone a la venta PlayStation 5, la nueva consola de Sony que completa la llegada de la nueva generación de consolas después del lanzamiento de las de Microsoft (Xbox Series X y Xbox Series S) esta semana. 
Hasta ahora cada cambio generacional de consolas estaba protagonizado por una mejora en los gráficos, y en esta ocasión sin duda los videojuegos se verán mejor en las nuevas consolas: PS5  incluye un procesador de 8 núcleos, una tarjeta gráfica de 10 teraflops y 16GB de memoria interna que le permiten mostrar gráficos a 4K reescalados y hasta a 120 imágenes por segundo, con lo que los juegos tendrán movimiento más fluido y natural. Pero la verdadera evolución se notará en que logran que sea más intensa la experiencia de juego. 
PlayStation 5 es más grande que modelos anteriores de la consola de Sony, mucho más potente y con un diseño más arriesgado e innovador. La interfaz de PlayStation 5 es limpia y bastante intuitiva. La idea en la que se basa la consola es que el jugador vaya lo más rápido posible a lo que desea, jugar, aquí es donde cobra importancia el disco SSD, con el que la consola accede más rápidamente a la información almacenada, lo que implica que el acceso a los juegos será casi inmediato y que no habrá grandes tiempos de carga en los mismos. 
Un detalle más importante de lo que pueda parecer dada la potencia de la consola es que no hace ruido mientras funciona gracias a un gran ventilador interno y la refrigeración mediante metal líquido en la base del disipador de calor, lo que también contribuirá a que no se calienten los componentes.
El nuevo mando, DualSense, es una de la grandes bazas de PS5, más agradable al tacto y cómodo de usar que el DualShock de las consolas anteriores, con un botón para crear contenido y micrófono incorporado. Para que el jugador se familiarice con él viene instalado en la consola Astro’s Playroom, un juego de plataformas 3D. Algunas de las tecnologías que tiene el mando, como la retroalimentación háptica y los gatillos adaptativos, se entienden a la perfección cuando movemos al robot protagonista en distintas superficies y el mando transmite todos estos cambios en pantalla al jugador con diferentes vibraciones y obligando a pulsar los gatillos con más o menos fuerza. El altavoz que lleva incorporado sirve para conectar lo que sucede en la pantalla con el mundo real si se juega sin cascos, pero si se usan auriculares también es una experiencia nueva, ya que se percibe el sonido Tempest 3D. Ojalá los desarrolladores logren sacar partido a todas las posibilidades que ofrece el DualSense. 
Buena parte de los juegos que han salido últimamente para PS4 tendrán actualizaciones a la nueva consola de Sony e incluso algunos, como NBA 2K21, amplían en buena medida las opciones del juego. A esto hay que añadir un catálogo de lanzamiento que incluye títulos como Spider-Man: Miles Morales, Sackboy: Una Aventura a lo Grande o Demon’s Souls Remake y el hecho de que casi todos los juegos de PS4 serán retrocompatibles. De hecho, desde PS5 se accede a los juegos que tuviera PS4, que ahora se jugarán con mejoras gracias al Boost Mode.
PS5 tendrá también los mismos servicios que PS4 de juego online y juegos gratis cada mes con PlayStation Plus, así como el juego mediante suscripción con PS Now. La consola ha salido al mercado con dos modelos, uno solo digital, sin lector de discos, por 399 euros, y otro con lector de Blu-ray que cuesta 499€. Las reservas de las primeras unidades se agotaron en apenas unas horas, por lo que es posible que haya dificultades para comprar una las primeras semanas.