scorecardresearch

"El objetivo fundamental es la consolidación del club"

Alberto Aranda
-

José Juan Bedoya, presidente del CD Manchego, repasa la actualidad del club y cómo está trabajando para cimentar un proyecto que trasciende lo deportivo

José Juan Bedoya. - Foto: LT

¿Quién es José Juan Bedoya y de donde procede?

Definirse a uno mismo nunca es recomendable, dejaré que los hechos lo vayan haciendo durante los próximos meses y años. Lo que intento ser es un activo útil para esta sociedad, en la que desde niño he creído que puede dar mucho más en la obtención de metas comunes. Pero sé que la dirección que hemos tomado, en la última década especialmente, es la de un individualismo del “sálvese quien pueda”, con un cortoplacismo atroz, que nos está “matando” dulcemente, como personas y como sociedad. Soy un español más, cuya feliz infancia, es su gran patria.

 

¿Cuál fue la causa de aterrizar en Ciudad Real?

Llevo años implicado en el mundo del fútbol, tanto en España, como en Portugal, y junto a mi socio en este sector, Joan Lima, hemos ido creciendo en relaciones y contactos a nivel nacional e internacional. Desde hace dos años estudiábamos la inversión en un club, que posibilitara hacer crecer el proyecto dando oportunidades a jugadores de un potencial enorme, pero que el cierto criterio “conservador” de mayorías de clubes de ir a lo conocido, no proporciona las condiciones óptimas para que profesionalmente se desarrollen en plenitud.

El pasado año barajamos varias opciones en Segunda B, incluso con menos deuda aparente que el CD Manchego, pero no cuajaron, había un cierto mercantilismo en los planteamientos que me hacían no estar convencido. Seguimos viendo opciones, hasta que nos llegó la del club de Ciudad Real, y ya sólo por la plaza, una capital de provincia, en tierras manchegas, cerca de Madrid, tenía los suficientes atractivos como para, a pesar del poco margen de tiempo, nos pusiéramos contrarreloj a mover todo. Es una gran responsabilidad, por su historia, por su afición, pero la asumo con entusiasmo y energía.

 

¿Cuáles son los pilares del proyecto del club?

El proyecto fundamental, sobre el cual girará todo, es la consolidación y profesionalización del CD Manchego. A partir de ahí, se abren multitud de variantes, tanto en lo deportivo, como en lo social. Efectivamente, es un proyecto socio-deportivo, la repercusión y alcance del deporte, y muy especialmente el fútbol, tiene que ser aprovechado como plataforma y altavoz de las causas sociales más apremiantes y acuciantes que la sociedad de forma mayoritaria tenemos como desafíos. Deporte, salud y juventud, son las piedras angulares de todo el proyecto. Con un objetivo de fondo, que es la de dinamización social de la ciudad, y de la provincia, desde los niños a los ancianos.

Para todo ello, será clave que todos los clubes de la provincia, de todas las categorías, y de todas las disciplinas, seamos capaces de estrechar lazos de colaboración y crear sinergias para alcanzar los objetivos comunes que compartimos como ciudadanos, y como clubes deportivos.

Los clubes de la provincia y de la región, durante los 90 minutos de los partidos, somos rivales deportivos, fuera del campo, tenemos que aunar esfuerzos en común. El deporte y los jóvenes merecen que lo intentemos.

En esa línea, un proyecto concreto que tengo a corto plazo es conseguir la construcción de una residencia para deportistas y estudiantes en la ciudad. Con inversión propia y la que pueda obtener de organismos públicos y federativos, como de otras empresas. Será una residencia que permita a los jugadores del CD Manchego, como de cualquier otro club de todas las disciplinas, contar con un espacio donde se cuide de forma integral todas las necesidades de estos profesionales.

Para su viabilidad, quienes nos impliquemos, debemos renunciar a la obtención de plusvalías, limitando el objeto de la inversión a sólo recuperar la misma. La gestión de funcionamiento y mantenimiento, bajo criterios empresariales, debe alcanzar el nivel de autofinanciable.

 

De un lado mantiene a la directiva anterior, pero de otro solo se quedan muy pocos futbolistas de la temporada pasada, ¿cuáles son la causas?

En nuestra planificación inicial contábamos que se quedaran más, entre 5 y 8, pero hemos llegado tarde y la mayoría ya habían decidido salir. Algunos han esgrimido incompatibilidad con el horario de entrenamiento y sus obligaciones laborales y de estudio. En cualquier caso, a todos les deseamos la mejor de la suerte en sus carreras, y a los que se hayan marchado respetando al club, tendrán las puertas siempre abiertas. En cuanto a la directiva anterior, cumplen una función en el ejercicio de sus obligaciones y lealtad al club por su responsabilidad en la gestión de los últimos años.

Lo fácil habría sido marcharse, y por eso les pedí que debían estar. Obviamente, desde que la asamblea aprobó por unanimidad mi llegada, la Junta Directiva está bajo mi gestión y de mi equipo. Para lo bueno y lo malo, yo soy el máximo responsable.

Hemos iniciado el proceso de transformación del club en SAD, y esperemos que en los próximos meses haya cambios en la normativa deportiva, donde se contemple otras formas jurídicas, y tengamos opción de elegir la mejor. Con la transformación en SAD, se quedarán o se incorporarán las personas que, bajo criterios de gestión empresarial, considere que son las más adecuadas.

 

Todo proyecto conlleva una inversión económica, ¿tanta fe tiene en el suyo que viene invirtiendo, sin exigir prácticamente nada a cambio?

¿Qué podía exigir para mí, para nosotros? Es un honor poder estar al frente de un club como el CD Manchego. Había que apostar fuerte, como demostración de que, aunque recién llegados, seremos tan mancheguistas como nuestros veteranos. Sé que es una operación de un riesgo elevado, pero hay que arriesgar para llegar a metas más altas.

 

Me gustó su frase en la presentación del club de que ”solo prometo el cumplimiento de aquello que dependa de mí”...

No puede ser de otra forma, todos los objetivos que nos marquemos tendrán muchas dificultades para lograrlos, no se puede prometer a la ligera y crear falsas expectativas. Sólo aseguro que mi compromiso, y el de mi equipo, es máximo, total. Sólo prometo, lo que depende de mí, dar estabilidad institucional al club, y construir la plantilla deportiva más competitiva de la que seamos capaces de hacer.

 

Anteriormente pasaron por aquí distintos grupos con sublimes proyectos, que se quedaron en nada. Me imagino que conocerá esas historias.

Nos marcamos grandes metas, pero con gran dosis de pragmatismo. No vamos a prometer nada que no esté estudiado, planificado y se haya visto la viabilidad. En cualquier caso, necesitamos la implicación máxima de todos los agentes de la ciudad y provincia de Ciudad Real. A ellos vamos a convencer con hechos, con nuestro ejemplo de implicación, y sobre todo, no sólo vamos a pedir, vamos a dar. No creo en pedir sin más, todos tenemos algo que aportar a cambio. A los patrocinadores que vuelvan o confíen por primera vez en nosotros, les presentaremos un plan estudiado de retorno de su inversión. A los responsables políticos, les devolveremos con implicación en los proyectos de la ciudad. A los aficionados, socios y abonados, con estabilidad, y crecimiento deportivo.

 

¿Se puede hablar de un presupuesto para sacar el proyecto adelante sin que se atasque el mismo?

Aún no he decidido el tope definitivo, no vengo a hacer nada a medias, y aunque tengo un importe estudiado y consignado, aún muestro cierta flexibilidad para terminar de traer ciertos jugadores que queremos y realizar ciertas inversiones necesarias. Tampoco voy a hacer nada que lleve a la inviabilidad. Todo será progresivo.

 

¿Cómo han llegado al club los nuevos jugadores?

Mi principal asesor deportivo es Joan Lima, mi socio en este mundo del fútbol. Él, a su vez, forma parte de la empresa de representación Quan Sports Management.

Con nuestras relaciones y contactos, más los contactos que nos ha traído nuestro entrenador, David Bohega, ha sido desde el propio club quienes hemos realizado la selección, contacto y negociación para traer a los jugadores que han llegado y que van a llegar. Estamos construyendo el equipo que habíamos ideado, un equipo formado por jugadores que vienen por el proyecto, comprometidos, dispuestos a luchar cada minuto. Un equipo, que, además de actuar a una dentro del campo, también lo haga fuera del mismo. Que sean un ejemplo dentro y fuera. Me enorgullece el perfil de jugadores que estamos consiguiendo, capaces de crear verdadero grupo. Es más, si traemos alguno, por muy técnicamente bueno que pudiera ser, cuya actitud sea de “gallito” e individualista, no estará. Todo esta filosofía y criterios, de manera proporcional, los trasladaremos a juveniles, y al resto de secciones.