Alba Reguillo, en el tramo final de su recuperación

Cándido de la Cruz
-
Alba Reguillo. - Foto: Pablo Lorente

La deportista de Alcázar de San Juan se recupera de la rotura del quinto metatarso de su mano derecha y ya piensa en el regreso a la competición

El 16 de marzo concluía en quinta posición en el Campeonato de España de Duatlón por Clubes y Relevos Mixtos celebrado en Punta Umbría (Huelva), un resultado excelente teniendo en cuenta que está acostumbrada a distancias mucho mayores y a pruebas de una dureza indescriptible como son las ironman. Esta buena actuación tuvo como premio participar con su equipo, el Triatlon Saltoki-Diquesí-trikideak, en los relevos mixtos que se celebraban al día siguiente, y ahí Alba Reguillo veía el lado más amargo del deporte: la alcazareña sufría una «caída tonta», como ella misma la define, que le provocó una rotura del quinto metatarso de su mano derecha. 
Terminó la carrera con «el dedo colgando»; acostumbrada a superar sus límites, Reguillo no quiso renunciar a pesar del dolor y a una lesión que necesitaba de una operación quirúrgica que no llegó hasta el 28 de marzo debido a la burocracia que rodea la ejecución de los seguros médicos. 
con ganas. Pero Reguillo, como siempre, ha afrontado con una sonrisa este periodo de obligado parón. De momento ha tenido que dejar aparcada la piscina y la bicicleta, pero en dos semanas espera poder comenzar a competir en carreras sobre asfalto por prudencia. 
Le hubiera gustado participar en El Porvenir, prueba celebrada el pasado domingo en Alcázar de San Juan, pero ya adelanta que regresará con «más fuerza que nunca».