Irán asegura que "no se avecina una guerra" con EEUU

EFE
-

Pese al despliegue militar efectuado por el gobierno de Trump, el país musulmán califica el conflicto de enfrentamiento psicológico aunque no dudará en defenderse si recibe un ataque

Irán asegura que "no se avecina una guerra" con EEUU - Foto: ATEF SAFADI

El comandante en jefe de los Guardianes de la Revolución de Irán, Hosein Salamí, consideró hoy que "no se avecina una guerra" con Estados Unidos pese al despliegue militar que está realizando este país en el golfo Pérsico.
Salamí informó al Parlamento, en una sesión cerrada, sobre los últimos acontecimientos de seguridad en la región, en concreto sobre la decisión de Washington de enviar a la zona el buque de asalto anfibio USS Arlington, el portaaviones USS Abraham Lincoln y cazabombarderos.
El presidente de la comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento, Heshmatolah Falahatpisheh, explicó a la agencia oficial IRNA que el comandante de la Guardia Revolucionaria indicó que basándose en "análisis estratégicos y de campo no se avecina una guerra". "Solo están librando una guerra psicológica y están tratando de combinarla con las sanciones y las presiones económicas", dijo Falahatpisheh, citando a Salamí. El diputado también indicó que nadie en Irán contactará con la Administración estadounidense de Donald Trump para iniciar conversaciones y que "los estadounidenses tendrían que proponer una negociación con Irán mucho más seriamente en el futuro".
Sobre el despliegue militar estadounidense, el conocido parlamentario Alaedin Boruyerdí dijo a la agencia Tasnim que "no es un fenómeno nuevo, ya que estos buques de guerra siempre han estado presentes en la región ilegalmente". El comandante de los Guardianes también aseguró a los diputados que si EEUU inicia una guerra contra Irán "sus intereses estarían en peligro", por lo que -vaticinó- "no podría terminar esa confrontación".
Por su parte, el Pentágono señaló en un comunicado que "EEUU no busca un conflicto con Irán, pero estamos preparados y listos para defender a las fuerzas e intereses estadounidenses en la región".

Contraatque que también ha defendido el comandante de la División Aeroespacial de los Guardianes, Amir Ali Hayizadé. "Los estadounidenses son como un trozo de carne debajo de nuestros dientes y, si se mueven, les golpearemos en la cabeza", aseguró con altivez
El comandante aludió a que la flota y las bases militares estadounidenses en la región están al alcance de los misiles de este cuerpo militar iraní de elite, designado grupo terrorista por Washington el mes pasado. "Son vulnerables", dijo a la agencia ISNA Hayizadé, quien explicó que los misiles iraníes tienen la capacidad de impactar en los buques estadounidenses desde una distancia de 300 kilómetros y los más modernos, de hasta 700 kilómetros.