Piden no usar los probadores y comprar luego en la red

Hilario L. Muñoz
-
Piden no usar los probadores y comprar luego en la red - Foto: Pablo Lorente

La sectorial alerta del aumento de quienes van a tiendas con Amazon en el móvil

«Ya es de forma descarada, se meten en los probadores y se conectan a Amazon». La queja sale del presidente de la sectorial del Comercio de Federación Empresarial de Ciudad Real (Fecir), León J. García, quien apuntó que es necesario que los ciudadanos comprendan la importancia del comercio, la proximidad o incluso los motivos impositivos que hay tras los precios más bajos de algunos productos en internet. La sectorial ha notado un aumento de esas personas que acuden al comercio de proximidad para saber si la prenda le viene bien, buscar su talla y acudir después a una tienda digital, de una de las grandes cadenas a la compra. La patronal de las tiendas de proximidad no se plantea cobrar, «es un servicio que hay que dar», pero es necesario que la ciudadanía comprenda lo que está haciendo cuando toma esa decisión de que el comercio sea un mero probador. «Hay preocupación por el tema y va a más», dijo el encargado de la sectorial.
García señaló que, en primer lugar, hay que tomar conciencia social, que un comercio da servicio y empleo,  no solo a un empresario y  dependientes, y «con esa mala práctica se puede acabar con él» y poner en riesgo la economía. En este sentido, García recordó que «el comercio es el que da vida a la ciudad». Desde la sectorial apuntaron que es necesario empezar a tomar medidas de corte nacional para evitar que el cierre de comercios de proximidad continúe. Como ejemplo apuntó las peticiones de que «las ventas en internet tributen en el país donde se vende». Hay multinacionales que venden desde Irlanda, pero allí los tributos no son los mismos que una persona que venda en España», se trata de una desigualdad. «Por eso desde fuera ponen los precios más baratos porque su presión fiscal es más barata», indicó el presidente de la sectorial.
Hay que recordar que desde 2007, en que se empezó a publicar por provincias el directorio central de empresas, nunca se habían registrado tan pocos comercios de proximidad. En concreto, el pasado año se cerró con 6.796 comercios en este directorio, casi un millar menos de los que hubo en ese primer año de datos, cuando eran 7.741 los inscritos, un 12,2 por ciento desde que existen estas cifras.