La escuela de Informática en un videojuego

H. Muñoz
-

El egresado Enrique Garrido recrea en su trabajo fin de grado, con el que ha logrado matrícula de honor, edificio y profesores para que los nuevos alumnos puedan conocer el entorno antes de iniciar sus estudios

La escuela de Informática en un videojuego - Foto: Tomás Fernández de Moya

Cuando un estudiante acude por primera vez a una escuela o una facultad siempre tiene un periodo de adaptación para conocer el centro, los profesores y qué puede hacer en cada área de su nuevo centro educativo. Para acortar este periodo de ‘formación’ existen facultades que optan por crear jornadas de puertas abiertas, con estudiantes mayores, y otras como la Escuela Superior de Informática (ESI) de Ciudad Real que lanzan ideas originales para hacer que sea el propio estudiante el que conozca tanto el edificio como el potencial que tienen los estudios que imparten. Detrás de este trabajo se encuentra Enrique Garrido, un egresado que presentó como trabajo de fin de grado (TFG) el videojuego ESI: Segmentation Fault. Se trata de una aventura gráfica en la que ha creado un modelo en 3D del edificio de la escuela, de los profesores, de los conserjes y de algunos estudiantes y que busca que cualquier persona que se lo descargue y juegue viva una aventura con hackers y robots a la vez que conozca todo lo que debe saber, cuánto antes, un alumno de primero de Informática. 
El autor de este TFG explicó que desarrolló esta idea a la vez que hacía el Curso de Experto en Videojuegos de la ESI, de tal modo que lo que iba aprendiendo lo utilizaba en el desarrollo de esta aventura gráfica. Con 22 años y de Valdepeñas ahora se encuentra en Madrid ampliando su formación en realidad virtual y videojuegos con un máster. La idea inicial era hacer un mapa que sirviera para conocer la facultad. La intención se amplió para hacer un videojuego y animar más a ver toda la escuela. «Si un alumno vive en Barcelona gracias al juego no tiene por qué desplazarse para conocerla» pero además se muestra que tras «cuatro años de estudios se puede hacer un videojuego», como el que ha realizado este alumno. 
El director de este TFG es Ramón Hervás, profesor de la UCLM e Investigador de Juegos Serios en la Escuela Superior de Informática de Ciudad Real. «Un juego serio es aquel cuyo propósito va más allá del puro entretenimiento; puede ser que se aprenda algo, que mejore la forma física o que tenga buenos hábitos». En el caso de Segmentation Fault, el objetivo es hacer un videojuego en el que «los alumnos que llegan de nuevas a la escuela de informática conozcan todo lo que tienen que conocer». 
La escuela de Informática en un videojuegoLa escuela de Informática en un videojuego«Se trata no solo de aprender haciéndolo divertido sino además plantear un reto», comentó Hervás, orgulloso del trabajo realizado por Garrido, quien ha hecho «un juego profesional» que le ha servido para lograr la matrícula de honor. La ESI, de hecho, se ha encargado de lanzarlo y al inicio del curso han entregado un pendrive con el videojuego a cada uno de los estudiantes de primero. «Después de todas las horas que le he echado es un orgullo conseguir la matrícula», expuso, por su parte, el egresado de la UCLM, quien recordó que dedicaba todo el tiempo del que disponía en el desarrollo de esta aventura.  
Para llegar al videojuego, lo primero que se ha hecho es recrear toda la escuela, lo que implica crear «habitación a habitación» un mapa 3D de la escuela y «modelar todos los personajes que deben conocer». Entre ellos se encuentra el propio Ramón Hervás, pero también alguno de los conserjes, personal de secretaría o el director de la escuela. «He tenido que realizar todos los gráficos y las dinámicas, un videojuego entero en siete u ocho meses», apuntó Garrido, quien pidió la colaboración del personal de la ESI para usarlos como modelos. Todos ellos cuentan con la forma física en el momento en que se realizó el modelado por este alumno. Hay, incluso, compañeros de otros cursos. 
«Con esos personajes y ese mapa se ha creado una historia de investigación» y «a la vez van descubriendo, qué papeles se pueden hacer en secretaría qué problemas puede resolver el jefe de estudios, quién es la encargada de Erasmus pero además conocen dónde están las aulas, los laboratorios». Se encuentran incluso todos los grupos de investigación de la ESI con cada aspecto que investigan. «Dependiendo de las decisiones que vayas tomando habrá un final u otro final», recordó Garrido, como dinámica de esta aventura gráfica desarrollada en apenas unos meses. Además hay un ranking con todos los que van jugando para ver quién hace mejor un juego que tiene ciertos valores y una dificultad que va en aumento. «Salen cosas muy nuestras de la facultad como nuestro robot tenacitas» o también la mascota, Linx, expuso el profesor. De hecho, la mascota de la UCLM es el personaje que más le gusta al autor y que para conseguirla es necesario «pasarse el videojuego entero».