scorecardresearch

El IRPH y las 'revolving' pueden 'reventar' el juzgado

Pilar Muñoz
-

Un letrado especialista en la materia teme que el número 3 vuelva a colapsarse porque las sentencias del Tribunal Europeo y del Supremo afectan a «muchísima gente» y no concretan

El IRPH y las ‘revolving’ pueden ‘reventar' el juzgado - Foto: TOMÁS FERNÁNDEZ DE MOYA

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 que tiene las competencias en cláusulas abusivas y  las condiciones generales de la contratación va a ‘reventar’ por los cuatro costados si comienzan a llegar demandas por el IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios) y las tarjetas ‘revolving’, esto es, los microcréditos rápidos. «Hay muchísima gente afectada por estos créditos y si el consumidor interpone una demanda contra el banco irá al Juzgado número 3», indica a este diario el abogado Eloy Sánchez Palacio tras conocerse ayer la última sentencia del Tribunal Supremo sobre las tarjetas ‘revolving’. El Alto Tribunal establece que es usura un índice notablemente superior al tipo medio que se aplique, no cuantifica la cantidad, remarca el letrado. 

El Supremo ha desestimado el recurso presentado por Wizink Bank al considerar que el coste impuesto al consumidor es excesivo, en virtud de la Ley de Represión de la Usura que data de 1908. 

Si el consumidor interpone una  demanda para solicitar la nulidad de la cláusula, tendrá que resolver el Juzgado número 3. Otra cosa es que el banco demande por impago y el consumidor quiera oponerse, ya que entonces se vería a que juzgado corresponde. En cualquier caso, a juicio del abogado Eloy Sánchez, aunque el Supremo deja abierta la posibilidad de reclamar, no cuantifica cuánto. 

Para el letrado, tampoco ha sido claro el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en el asunto del IRPH.  Ha determinado que el Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios  es válido, pero serán los juzgados los que tendrán que estudiar caso por caso si el consumidor optó por ese índice estando bien informado, es decir, si hubo transparencia en la comercialización, si el banco le explicó con claridad los  tipos de créditos para  la adquisición de una vivienda.

«Son dos  sentencias que afectan a muchísima gente y que no han sido todo lo concretas que deberían», considera el letrado Sánchez Palacio, quien asevera que crean una inseguridad jurídica porque dejan al arbitrio de cada juez si el IRPH está bien aplicado o no y si las tarjetas ‘revolving’ son usura al no cuantificar la cantidad. Así las cosas, el abogado especialista en esta materia teme que va a haber una «oleada de demandas», aunque no tan grande como en el caso de las cláusulas abusivas. No obstante, el Juzgado número 3 podría volver a colapsarse. «Los consumidores tendrán que seguir pleiteando a dos años vista y los bancos probablemente como no hay una claridad en las sentencias, al ser muy ambiguas, recurrirán a la Audiencia Provincial» y se producirá un segundo colapso hasta que el Supremo «vuelva a pronunciarse sobre las tarjetas ‘revolving’, es decir, a partir de cuánto es abusiva, cuantificarlo, y sobre el IRPH hasta que establezca qué parámetros se deben seguir». 

El letrado Eloy Sánchez considera que es una oportunidad que se ha perdido respecto a unificar unos criterios sobre dos procedimientos que van a afectar a mucha gente. «Ni el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha sido claro y va a tener que volver el Supremo a pronunciarse sobre el IRPH y el Alto Tribunal tampoco ha sido conciso en la última sentencia y seguramente tendrá que volver a pronunciarse sobre las  ‘revolving’», concluye.