Más de 80 pueblos optan a ayudas para crear empleo juvenil

A. Criado
-
Más de 80 pueblos optan a ayudas para crear empleo juvenil

Más de 80 municipios se podrán beneficiar de una línea de subvenciones europeas para crear empleo juvenil en municipios de menos de 10.000 habitantes y que hayan presentado un saldo demográfico negativo en la última década

Más de 80 municipios ciudadrealeños se podrán beneficiar de una línea de subvenciones europeas de 80 millones de euros destinada a financiar proyectos que favorezcan el empleo y el emprendimiento de jóvenes que habiten o vayan a hacerlo en municipios con una población inferior a 10.000 habitantes y que hayan presentado un saldo demográfico negativo en la última década. Una iniciativa que pretende coordinar la Diputación Provincial de Ciudad Real en su apuesta por combatir la despoblación y para que ninguna localidad se quede sin esta «potente» ayuda de Bruselas. Así lo avanzó a La Tribuna la vicepresidenta responsable del área de Cooperación Municipal, Jacinta Monroy, que explicó que, en la línea de otras convocatorias, la Unión Europea aportará más del 91% del total de la cuantía del proyecto. El objetivo final de las ayudas es que los jóvenes inicien una actividad profesional, bien como autónomos, a través de la creación de empresas, o bien mediante las distintas formas de emprendimiento en el marco de la economía social, como cooperativas, sociedades laborales, mutualidades, centros especiales de empleo, empresas de inserción... «Se les ayuda económicamente durante los seis primeros meses y también si contratan a trabajadores con el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI)», apostilló. En concreto, los beneficiarios de estas subvenciones, «dirigidas a afrontar el reto demográfico en los municipios de menor población, en el marco del Programa Operativo de Empleo Juvenil del Fondo Social Europeo, son las diputaciones provinciales y forales, cabildos y consejos insulares, comunidades autónomas uniprovinciales, ayuntamientos con población comprendida entre 5.001 y 10.000 habitantes y otras entidades locales que agrupen a varios municipios, como las mancomunidades. Los ayuntamientos con población inferior a 5.000 habitantes deberán articular las ayudas a través de las entidades de ámbito supramunicipal y es ahí donde la Diputación de Ciudad Real pretende poner su grano de arena. Tomando como base la población oficial a 1 de enero de 2009 (diez años antes a la fecha de solicitud de estas ayudas), serían un total de 84 los municipios ciudadrealeños que podrían optar a estas subvenciones europeas. O lo que es lo mismo, 18 ayuntamientos no podrían beneficiarse de las mismas: bien porque superan los 10.000 habitantes, como son los casos de la capital, Puertollano, Tomelloso, Alcázar de San Juan, Valdepeñas, Daimiel, Manzanares, La Solana, Miguelturra, Campo de Criptana, Bolaños y Socuéllamos; o porque actualmente cuentan con más población que hace una década. En este extremo se encuentran los municipios de Almagro, Argamasilla de Calatrava, Carrión de Calatrava, Llanos del Caudillo, Poblete y Pozuelo de Calatrava. La Diputación de Ciudad Real está muy sensibilizada con la problemática de la despoblación. Para analizar sus causas e intentar combatirla, el equipo de Gobierno que preside José Manuel Caballero constituyó el pasado año una comisión de expertos que trabaja con el objetivo de conocer con rigor y certeza la incidencia de la pérdida de habitantes en la demarcación ciudadrealeña, un fenómeno al que no sólo está asistiendo nuestro país, sino que también se está registrando de forma acusada en Europa. El propio Caballero hizo hincapié en que para abordar el problema del descenso de la población, sus causas y posibles soluciones, era necesario hacer un buen diagnóstico de la situación, conocer la magnitud del problema en la provincia y también en relación con el resto del territorio. De ahí que impulsaran la creación de una comisión integrada por investigadores y expertos liderada por catedráticos y profesores de la Universidad de Castilla-La Mancha. En la comisión está representada por Recamder así como los dos grupos políticos que conforman la Corporación provincial y la subdelegación del Gobierno. En septiembre se podría abordar ya un trabajo de propuestas y actuaciones concretas.