La Diputación activa el Plan de Emergencia Social en Montiel

La Tribuna
-

El presidente de la institución, José Manuel Caballero, anunció a los alcaldes del Campo de Montiel la puesta en vigor de esta medida ante la urgencia provocada por las inundaciones

La Diputación activa el Plan de Emergencia Social en Montiel

La Diputación de Ciudad Real se reunió ayer con todos los alcaldes de los municipios correspondientes a la comarca del Campo de Montiel con el fin de articular y apremiar, con la mayor celeridad posible, a la ayuda comprometida por el presidente de la institución,  José Manuel Caballero, en el marco del Plan de Emergencia Social, una partida que la Administración provincial pone en marcha con carácter anual y que se destinará a atender las necesidades de los ciudadanos afectados por las inundaciones consecuentes a las tormentas de los últimos días.
 El máximo responsable de la Institución provincial anunció, el pasado día 5, que esta medida se configuró para ser un recurso a tener en cuenta en situaciones de vulnerabilidad manifiesta y que se ampliaría a aquellas personas y familias víctimas de las imponentes condiciones climatológicas registradas como consecuencia de la gota fría en buena parte del país.
Respecto a los damnificados, serán los propios Ayuntamientos de la comarca los que, a través de sus respectivos servicios sociales, determinarán cuáles de sus vecinos podrán beneficiarse de los recursos correspondientes al Plan de Emergencia.
Frente a esto, conviene señalar que en las competencias de esta medida se excluyen la cobertura de gastos de reparación e infraestructuras, así como también las indemnizaciones por pérdida de cosechas. Por tanto, su objetivo es el de ser un recurso liberador de la renta familiar para aquellas personas que necesiten un apoyo a la hora de adquirir productos de primera necesidad, como alimentos o artículos de higiene. Asimismo, también podrán acogerse a él casos excepcionales como ciudadanos en necesidad de gastos para ropa, calzado o con dificultades para hacer frente a suministros de la vivienda como luz o gas, entre otros.
Con vistas en esto, y según señaló el propio Caballero en la reunión celebrada a principios de este mes, la concesión de estas ayudas cuenta con una frecuencia y cantidad preestablecidas, aunque se estudiará y valorará la excepcionalidad para las familias que se encuentren en situaciones de urgencia extrema.