CLM es de las regiones que menos ayuda a las familias

S.L.H
-
CLM es de las regiones que menos ayuda a las familias - Foto: PABLO LORENTE

Ocupa la penúltima posición en el ránking elaborado por el Instituto de Política Familiar, que advierte de que la mayoría de las autonomías no prioriza a la familia, provocando que haya regiones de primera y de segunda

La conclusión a la que llega el informe ‘Evolución de la familia en las comunidades autónomas 2019’ del Instituto de Política Familiar es desolador para Castilla-La Mancha. Tras analizar varios indicadores de natalidad, población, nupcialidad o tratamiento fiscal, entre otros, el Instituto sostiene que Castilla-La Mancha, junto a Asturias y Andalucía son las comunidades autónomas que menos ayudan a las familias. Es más, la región ocupa el penúltimo lugar en este ránking.
Para este organismo, la mayoría de las regiones no tienen a la familia como prioridad, provocando que haya comunidades autónomas de primera y de segunda categoría con respecto a las ayudas que conceden a las familias.
De hecho, solo cinco autonomías, según el citado informe, dan  ayudas directas (aunque pocas) a las familias por nacimiento y/o cuidado de los hijos. Son Andalucía, Cantabria, Cataluña, Galicia y País Vasco.
Cuatro comunidades no dan ninguna o casi ninguna ayuda directa: Baleares, ninguna; y Asturias, Canarias y Comunidad Valenciana solo tienen programas de ayudas a los libros de texto.
Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad de Madrid, Murcia, Navarra y La Rioja ofrecen algunas subvenciones pero no nacimiento o cuidado de los hijos.
Otro indicador negativo que atañe a Castilla-La Mancha es que la Junta de Comunidades ha eliminado «importantes» ayudas en algunos casos y ha empeorado los límites para recibirlas, en otros.
Contrasta con la situación de Cantabria, señala el documento, que ha establecido en los últimos años nuevas ayudas a las familias. El resto de autonomías o tienen congeladas sus subvenciones (como es el caso de Andalucía, Aragón, Canarias yLa Rioja) o han mejorado algunas como sucede con el resto.
Restricciones de renta. Si se da la circunstancia de que una comunidad autónoma concede ayudas a las familias, en muchas éstas no pueden acceder a ellas debido a las restricciones marcadas según la renta que percibe el núcleo familiar.
Es el caso de Castilla-La Mancha, que concede algunas subvenciones en función de la renta familiar. Solo País Vasco da todas las ayudas directas de forma universal (aunque algunas las module en función del dinero que entra en ese hogar).
Otro indicador a tener en cuenta es que solo cinco comunidades autónomas conceden alguna ayuda por el nacimiento o cuidado de los menores. Andalucía da una ayuda a partir del tercer hijo, aunque limitada por renta; y Cantabria tiene una ayuda a partir del segundo hijo, también limitada por renta.
Cataluña y Galicia conceden ayudas a partir del primer hijo, también en función del capital familiar; y País Vasco dispone de una ayuda para todos los hijos, reforzada para rentas bajas.
Castilla-La Mancha no cuenta, en la actualidad, según el Instituto de Política Familiar, de ninguna ayuda por nacimiento o cuidado de los hijos.
Imposibilidad para conciliar. En opinión del Instituto la conciliación de la vida familiar y laboral es deficitaria, ya que la mayoría de las comunidades no apoyan a las familias a cuidar de sus hijos. En Castilla-La Mancha, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias,Cantabria, Cataluña, Murcia y Comunidad Valenciana no hay subvenciones para que las familias puedan hacerse cargo de sus hijos sin problemas.
En cambio, Galicia y Comunidad de Madrid  si cuentan con cheques-guarderías universales.
Pero quien sí atiende las necesidades de las familias son Castilla y León, Extremadura, Navarra, País Vasco y La Rioja, pues disponen de subvenciones para excedencias y/o reducciones de jornada para el cuidado de hijos o familiares.
comparativas en el irpf. El País Vasco es, con diferencia, la comunidad autónoma que proporciona una mayor deducción por hijo en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Además, esta región y Navarra extienden estas deducciones hasta los 30 años, frente a los 25 años del resto de España.
El documento recoge, además, que casi la mitad de las autonomías no han establecido nunca nueva ayuda en los últimos cuatro años, entre ellas Castilla-La Mancha. Asturias, Baleares, Canarias y Murcia han establecido nuevas deducciones fiscales limitadas a familias con rentas bajas.
Tan solo cuatro comunidades autónomas (Aragón, La Rioja, Valencia y Madrid) han implantado nuevas ayudas fiscales con alcance universal (o casi).