En busca de autonomía

Hilario L. Muñoz
-
En busca de autonomía - Foto: Tomás Fernández de Moya

Autrade, que ayer celebró una jornada de puertas abiertas, cuenta desde hace medio año con plazas residenciales fuera de su sede

La autonomía es clave en el proceso de desarrollo de toda persona. Tener un hogar propio es un momento clave, así que solo hay que imaginarse lo que supone lograrlo cuando no se soñaba con ello. De ahí llega la importancia de la ampliación de plazas residenciales y del nuevo espacio que la asociación Autrade tiene para sus usuarios, una vivienda renovada, en la ronda, que permite trabajar en la autonomía de personas con autismo.
La residencia lleva seis meses abierta en su nueva ubicación, hasta ahora se hallaba en el mismo edificio donde el centro de día, por lo que en la práctica una plaza residencial apenas implicaba un cambio de espacio con los usuarios. «Autrade sabe qué servicios necesita pero no nos conformamos», expone la coordinadora de la residencia, María del Prado Maldonado, quien argumentó que más allá de las viviendas con las que cuentan se trabaja en «una inclusión alejada del centro de trabajo», llevando a los usuarios en «un centro normalizado y de las instalaciones en sí». Coger el autobús, ir a la compra o caminar al trabajo o al centro de día cada mañana son algunos de los aspectos que se pueden trabajar en el nuevo entorno.
El espacio cuenta con dos viviendas en las que se reparten diez plazas, tres de estancia temporal y que cuenta con un presupuesto cercano a los 200.000 euros. La nueva distribución implica dar continuidad a las cinco plazas que ya tenían, tres de ellas de apoyo permanente, todas ellas adjudicadas y dos plazas de apoyo puntual. Mientras que en la segunda vivienda hay tres plazas nuevas de apoyo permanente y dos puntual.
Estas viviendas se distribuyen en un dúplex y un piso en planta con patios en todos los espacios, baños en casi todas las habitaciones, cocina y salón. En ella trabajan diez profesionales que aumentan hasta los 17 en momentos puntuales, cuando todas las plazas de apoyo estén cubiertas. «Lo más importante no es la infraestructura sino los profesionales, que son los que hacen todo el trabajo», indicó la presidenta de Autrade, Pilar Álvarez, durante una visita al centro.
Su hija, Cristina, es una de las nuevas residentes gracias a la ampliación de plazas y a los 28 años, por primera vez, la residencia deja a la presidenta de Autrade algunas tardes libres, de su cuidado. Mientras, Cristina, también por primera vez se encuentra en un ambiente más independiente. «Tenía miedo porque pensaba que no iba a querer venirse», pero ala vez ratifica la alegría por la nueva situación de su hija, que le cuenta «en forma de rutina», hablando de cenas, comidas...
Para el apoyo a los padres, desde Autrade cuentan con un programa en el que analizan y comentan con los familiares lo realizado cada día. Hay que recordar que cada usuario de la residencia, viene avalado por la consejería de Bienestar Social, se trata de una «vivienda para gravemente afectados», por lo que tanto las plazas residenciales como las temporales se cubren por la Junta de Comunidades. Las primeras son exclusivas para empadronados en la capital y las segundas son para cualquier residente en Castilla-La Mancha.
puertas abiertas. Autrade celebró ayer una jornada de puertas abiertas para enseñar a la sociedad su trabajo. Para conmemorar el Día del Autismo, la asociación mostró sus recursos a todos aquellos que se acercaron a su sede a conocer su trabajo. Entre los apoyos que recibieron hubo también apoyo político, con las visitas del presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, y de la candidata número 1 del PP al Congreso en la provincia de Ciudad Real, Rosa Romero.