La receta por la permanencia

La Tribuna
-

David Ramos, técnico del Viña Albali, avisa de la importancia de saber manejar el estrés y el ambiente en la final del sábado con el Segovia

David Ramos, técnico del Viña Albali Valdepeñas, conversa con José Mario. - Foto: Pablo Lorente

Todo o nada. El trabajo de una temporada en 40 minutos. Sólo puede quedar uno. Estas tres frases pueden resumir lo que se va a vivir este sábado en el pabellón Virgen de la Cabeza (18.30 horas) entre Viña Albali Valdepeñas y Segovia. Un choque que es el equivalente a una final por la permanencia en Primera División, con la opción del empate favorable a los vinateros, si bien, el único verbo que conjugan ahora los integrantes de las dos plantillas es ganar.
«Ganará quien mejor maneje el estrés y la tensión», explica David Ramos, técnico del Viña Albali Valdepeñas. «Todos estamos muy concienciados y sabemos lo que nos estamos jugando», añade Manu García, autor del gol de los manchegos ante el Barça (5-1), un partido que dejó buenas sensaciones en el equipo azul, pues a pesar de lo abultado del marcador final hubo opciones reales de puntuar hasta el minuto 38.
Se espera un lleno a reventar en el remodelado pabellón vinatero, pero Ramos advierte que el ambiente también hay que saber manejarlo y que no puede convertirse en un arma de doble filo. «La afición va a estar a muerte con el equipo, pero también tiene que entender la presión que tienen los chavales, que muchos de ellos son inexpertos en situaciones como ésta. Les invito a que ayuden en plan positivo, más allá del error. Nosotros nos vamos a vaciar y, a partir de ahí, que la grada apoye y nos ayude a marcar diferencias», reflexiona. «Esperamos darles una alegría», desea Manu García.
Si el 15 de abril de 2018 quedó en la historia como la fecha en la que este club ascendía por primera vez a Primera División, el 27 de abril de 2019 debe ser el día en que se certifique su permanencia en la máxima categoría. «Todos queremos que esta historia continúe y vamos a intentar mostrar nuestra mejor versión para que sigamos escribiendo capítulos», concluye Ramos.