La ausencia de empresas impide seguir la escuela de música

Hilario L. Muñoz
-

El proceso de licitación para formación no reglada, abierto por la Concejalía de Educación, queda desierto y se buscan alternativas para evitar su cierre

La ausencia de empresas impide seguir la escuela de música - Foto: Tomás Fernández de Moya

La Escuela Municipal de Música de Ciudad Real tiene su continuidad en el limbo en este momento. La convocatoria para adjudicar el desarrollo de este proyecto cultural ha quedado desierto y la Concejalía de Educación se encuentra en la búsqueda de una solución a este hecho. Mientras en redes sociales y en grupos de Whatsapp se ha movido un mensaje en el que se indica que padres y profesores de la escuela municipal se encuentran preparando actuaciones en caso de que finalmente no se impartan las clases incluida en la oferta educativa no reglada.
«Ninguna entidad se ha presentado a la nueva convocatoria que se aprobó en Junta de Gobierno para llevar la escuela de música», explicó el edil de Educación, Nacho Sánchez. El concejal hace referencia a una propuesta, cerrada el pasado lunes, en la que se buscaba a personas físicas o jurídicas responsables del desarrollo de programas de formación no reglada en los espacios que adaptará y cederá el Ayuntamiento. Además de música tampoco se han presentado ofertas para el programa de artes Plásticas y pintura. Sí que hay entidades que han optado por los proyectos de cine y audiovisuales, danza y extensión educativa. Por lo que son dos las iniciativas desiertas para un proyecto educativo cuyo inicio estaba previsto para el 14 de octubre y podría extenderse hasta el 31 de agosto,
«Como no hay ninguna empresa no se puede desarrollar tal y como está previsto en el pliego de condiciones», apuntó el edil, quien hoy dará detalles sobre esta situación. «Estamos buscando soluciones para ver cómo actuamos y ver qué hacemos este año», indicó el concejal en declaraciones a La Tribuna. De forma gráfica expuso que en pintura tampoco existe una empresa que se haya presentado, pero recordó que hay otras opciones municipales como, por ejemplo, los cursos que se imparten en el museo López-Villaseñor.
Durante el pasado curso, la escuela municipal de música impartió clases de piano, guitarra, canto, flauta, canto o Música y Movimiento para los más pequeños. Además se realizaron ‘master class’ de varios instrumentos y se mantuvo abierto el edificio del antiguo colegio Juan Alcaide como un espacio-libre para la práctica artística, con el objetivo de que se pudiera practicar de forma libre cualquier instrumento por los estudiantes de la escuela o los alumnos de algún instrumento dentro de la oferta reglada con la que cuenta la capital.