Linfedema: irreversible sin el tratamiento adecuado

Agencias
-

Linfedema: irreversible sin el tratamiento adecuado

El linfedema es una patología que en España está infradiagnosticada. Supone un aumento de volumen (hinchazón) en cualquier parte del cuerpo (cara, tórax, brazos, piernas) provocado por un trastorno del sistema linfático.
En nuestro país, en 2016 nació la Asociación Española de Linfedema (AEL), una organización sin ánimo de lucro cuyo fin es sensibilizar a la sociedad sobre la existencia de esta afección. Su fundadora y vicepresidenta, la fisioterapeuta Paloma Domingo García, advierte de que el linfedema puede convertirse en una enfermedad crónica que puede ser irreversible sin el tratamiento adecuado. De ahí la importancia de su diagnóstico adecuado, y sobre todo a tiempo. «La evolución natural (sin tratamiento) consiste en un aumento constante del volumen, así como en un cambio en la consistencia de los tejidos, lo que favorece el riesgo de infecciones y el empeoramiento de la patología», mantiene esta especialista con más de 30 años de experiencia.
Según explica, el origen puede estar en el propio sistema linfático, siendo clasificado en este caso como linfedema primario. «Es aquel que se origina porque existen pocos vasos o pocos ganglios de nacimiento, y que puede manifestarse al nacer o a lo largo de la vida, generalmente coincidiendo con los cambios hormonales», explica. En cambio, precisa que si el sistema linfático se ve lesionado u obstruido por causas externas (cirugía, radioterapia, extirpación de ganglios, infección, etc.) se produce un linfedema secundario. «Los más conocidos son en el brazo por las cirugías o tratamientos del cáncer de mama».