Alcázar mira al mundo logístico

Ana Pobes
-

Profesionales del transporte piden «mayor voluntad política» y el presidente de la ACTE lamenta que la iniciativa «esté concebida solo desde la óptica ferroviaria». La alcaldesa confía en que el transporte de mercancías empiece a funcionar este año

Alcázar mira al mundo logístico - Foto: Rueda Villaverde

Alcázar de San Juan lleva años luchando para que la Plataforma Logística Intermodal ‘Mancha Centro’ se convierta en realidad. Es uno de los proyectos de mayor envergadura que el municipio tiene encima de la mesa pero que no termina de fraguar. El motivo, achacan profesionales del sector del transporte, a una «falta de inversión real por parte de todos los gobiernos, sean del color que sean». 
El objetivo es ofrecer una combinación del transporte de mercancías de carretera con el ferrocarril como palanca impulsora para el desarrollo económico y social, la generación de nuevas oportunidades de negocio y la creación de empleo. Iniciativa que de ponerse en marcha convertiría a este municipio en el punto de entrada y salida de las exportaciones e importaciones de Castilla-La Mancha. El reto no es fácil.  «No es algo que salga de un día a otro», reconoce la regidora alcazareña, Rosa Melchor, quien confía en ver funcionar este año la plataforma: «Es muy difícil que las obras estén hechas pero es  probable que en 2019 empecemos a tener transporte de mercancías con algunos puertos marítimos».
De momento, el próximo 28 de marzo, representantes de las empresas más importantes de la región se reunirán en la localidad con  responsables de la Autoridad Portuaria de Huelva y empresas logística que están operando en Huelva No será una reunión al uso, sino una mesa de trabajo donde se abordarán «al detalle» inquietudes y necesidades. «No tendremos exclusividad con ninguno de ellos, pero aprovechando nuestra magnífica ubicación centro-sur de la Península, donde no existe ninguna plataforma de transporte combinado, no vamos a renunciar a ninguna oportunidad».

marcar la diferencia  
Pero para Ramón Vázquez, presidente de la Asociación del Centro de Transporte de España (ACTE) no es suficiente. Asegura que su fracaso o éxito dependerá de su modelo de gestión, y por el momento, «es un proyecto más de los múltiples que hay». Por ello, para que el proyecto triunfe «hay que marcar la diferencia» y no basta «con copiar y poner nombre a las cosas», pues «los centros logísticos para su zona tienen que tener su consideración, especialización y sentido».  
¿Pero cómo puede marcar Alcázar la diferencia? pues «analizando  las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades». Es lo que se conoce como metodología DAFO, señala, y que el Ayuntamiento «únicamente ha hecho en el ámbito ferroviario», lamenta. Para Vázquez el proyecto «está concebido desde una óptica puramente ferroviaria y no desde la óptica intermodal», pues «cuando una infraestructura de transporte y logística de mercancías piensa exclusivamente en el ferrocarril sin plantearse los otros nodos,  es que se está haciendo francamente mal», enfatiza. «Sé  que hay contactos con los nodos marítimos para el transporte de contenedores y sé que no se está haciendo con el transporte de carretera porque no están diseñadas las infraestructuras para paliar todo los que es la mercancía por carretera», argumenta. Algo que niega la alcaldesa, quien señala que Alcázar está estratégicamente situada y el Ayuntamiento ha arrancado el compromiso de la Junta de Comunidades  de realizar una «conexión directa con la autovía de los Viñedos hasta la propia parcela de la plataforma». 
Vázquez es uno de los mayores especialistas del país en temas de logística, transporte multimodal y distribución urbana de mercancías, con más de 30 años de experiencia en este ámbito. Durante estos años de trayectoria ha ayudado a realizar numerosas instalaciones de «éxito» como el Puerto Seco de Azuqueca en 1994, por lo que «algún conocimiento creo que puedo aportar»: «No soy político y no vendo política, lo que vendo son realidades», subraya al tiempo en que insiste en que «si solo se busca hacer una terminal ferroviaria no generará valor para el territorio y entrara en competencia con multitud de proyectos, y que ahí están, simplemente para sembrar cardos, o que no han pasado del papel».  
El Puerto Seco de Azuqueca fue la primera plataforma logística intermodal carretera-ferrocarril que se puso en marcha en España. Más de 20 años después Puerto Seco Azuqueca continúa generando actividad en la localidad y en todo el Corredor del Henares. Aquello «era el fin del mundo», pero «se hizo un análisis, un trabajo y ahí está, funcionando con los puertos, y con lo que no son puertos». Por ello, el presidente de la Asociación del Centro de Transporte de España (ACTE) apuesta por una plataforma que «contemple la actividad logística, el transporte en carretera, en sus diferentes especialidades, y el transporte marítimo», que en parte, argumenta, se contempla porque se necesita para el transporte ferroviario, «pero es necesario hacerlo en todo su conjunto».

puerto de algeciras
Menos crítico es el jefe de Operaciones Terrestres del Puerto de Algeciras, Juanjo Aguilar, quien señala que la situación de Alcázar es favorable para el proyecto de autopista ferroviara que el Puerto de Algeciras está impulsando para dar salida al tráfico de camiones por carretera que se generan en el entorno del Campo de Gibraltar, y que «prácticamente suponen el millón de camiones anuales entre los tráficos propiamente portuarios junto con los que se generan por las grandes industrias en el arco de la Bahía». Por ello, los tráficos que tengan como punto de destino Madrid-Sur, en ese corredor de autopista ferroviaria, podrían encontrar en Alcázar de San Juan una localización «óptima» desde la que poder servir a dicha área de influencia. 
Pero para ello, añade, se hace necesaria la mejora del doblemente prioritario corredor Algeciras-Madrid, «con inversiones que vayan más allá del tramo Algeciras-Bobadilla», dando una solución de continuidad entre Bobadilla-Córdoba-Alcázar, «homogeneizando la electrificación, realizando apartaderos de 750 metros para que el tráfico ferroviario suponga un transporte competitivo frente a la carretera, estableciendo mejoras en cuanto a las instalaciones de seguridad y comunicaciones para establecer mejoras de velocidad de los trenes»
La plataforma ‘Mancha Centro’ es uno de los pocos proyectos que cuenta ya con algunas de las infraestructuras necesarias para su funcionamiento, pues en las ‘playas’ de vías de clasificación existen 24 vías paralelas entre sí para tratamiento de trenes con servicios de maniobras de formación de composiciones, de expedición y recepción de trenes y acceso a instalaciones exteriores. En este sentido, Melchor recuerda que el Ministerio de Fomento se ha comprometido a le cesión de las vías necesarias para incorporarlas a la plataforma, «algo fundamental», reitera, para que salga adelante.  

criterio empresarial
Un importante proyecto de futuro, no sólo para Alcázar y su comarca, para toda la región. Una herramienta especialmente «eficaz» para aquellas empresas castellano-manchegas que ya están presentes en los mercados internacionales, y que así reconoce José María Ropero, empresario de Alcázar y expresidente de la Asociación Empresarial Centro Mancha (Asecem) quien desde el inicio ha visto la necesidad de contar con una infraestructura como la plataforma, lo que conllevaría a reducir entre un 15 y un 30 por ciento los costes de transporte con el ferrocarril, por lo que «su beneficio sería grandísimo», ya que «las mercancías por ferrocarril tienen que crecer, sí o sí, en España, que se sitúa muy por debajo del nivel europeo». 
Pero para Ropero, el problema de la plataforma radica en la «decisión política» al considerar que «los políticos deben hacer más fuerza para que el proyecto vea la luz». Una fuerza, lamenta, que «no es suficiente», pues ya han pasado dos legislaturas, de diferente signo político, «en las que se ha hablado de hacer iniciativas» pero «lo que se  debería hacer realmente es una buena orientación logística y ver que empresas de logística operan en los puertos de Huelva, Valencia y Algeciras». 
De opinión similar es también  el presidente de la Asociación de Empresarios de Transporte de Mercancías (ATM), Carlos Marín, quien señala que «no es cuestión de color político sino de voluntad». Asegura que el futuro de la logística pasa por la «intermodalidad, por el tren y la carretera». Y con todos estos elementos, «se reducirán las emisiones y se dignificará el transporte de mercancías por carretera, y así subir nuestros ingresos y reducir los costes». Por ello, «todas las grandes navieras están deseando la llegada de la intermodalidad», por lo que es «una infraestructura que reivindico todos los días» pero tiene que «ser un proyecto serio y hecho por profesionales». Interactuar entre la carretera y el tren, argumenta, «sería importante para muchas comunidades», por lo que apuesta por buscar otras alternativas como ‘ferroutage’ (camión sobre vagón ferroviario), «importante por la agilidad y la capilaridad que podría dar», argumenta.
Diferentes versiones pero con un denominador común: Alcázar   mira al mundo logístico.