El edificio de Fisac continúa a la espera

C. de la Cruz
-
El edificio de Fisac continúa a la espera - Foto: Tomás Fernández de Moya

La Casa de Cultura, ubicada en los jardines del Prado, lleva nueve años cerrada y sigue sin concretarse su futuro con unos costes de rehabilitación que pueden alcanzar los 800.000 euros. La última albergar un espacio de divulgación científica

Casa de la Ciencia, Casa de Cultura, Centro Ángel Crespo, archivo municipal, biblioteca infantil, escuela de música, taller de artes plásticas, centro de asociaciones culturales, espacio de participación ciudadana, centro de alto rendimiento empresarial... Desde que el edificio ideado por Miguel Fisac (1913, Daimiel-2006, Madrid) en los jardines del Prado de Ciudad Real cerrara sus puertas en 2010, han sido muy diversos los usos propuestos por grupos políticos y asociaciones para recuperar un espacio en el que el genial arquitecto daimieleño comenzó a trabajar en 1956 y que tuvo su inauguración oficial como Casa de Cultura en la fecha de 26 de marzo de 1961 con una exposición sobre las Órdenes Militares. Pero este espacio languidece a la espera de destino desde que hace nueve años se trasladasen sus fondos bibliográficos a la Biblioteca Pública del Estado, ubicada en la avenida del Ferrocarril.
La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, anunció el pasado mes de noviembre que se destinará a albergar la conocida como Casa de la Ciencia, aunque sin revelar plazos ni detalles sobre el proyecto. El presidente de ManchaArte, Ángel Serrano, asociación que impulsa esta aspiración, explica que «no se trataría de un museo al uso sino que sería un espacio dinámico, abierto, interactivo y didáctico», y que serviría para «dar un mayor protagonismo a la ciencia en la ciudad y superar una grave carencia que tenemos en la actualidad».
Además de la quincena de componentes que trabajan actualmente en este propósito, Serrano resalta que ya se cuenta con el apoyo de la Universidad de Castilla-La Mancha, así como diversas instituciones y empresas privadas. Con todo, reconoce que «no nos ayuda el tema de las elecciones», circunstancia que de momento ha paralizado este proyecto.
Su uso como Casa de la Ciencia permitiría potenciar la oferta museística del centro de la ciudad, que ya cuenta con el Museo Provincial-Convento de la Merced, el Museo López-Villaseñor, la Casa Elisa-Cendrero y el Museo Diocesano.
fondo fisac. Pero hay otra entidad que también ha solicitado utilizar la Casa de Cultura, o al menos una parte de la misma: la Fundación Miguel Fisac pide 200 metros cuadrados de este espacio para albergar el archivo documental del daimieleño, el cual se conserva actualmente en el Colegio Oficial de Arquitectos. Su presidente, Diego Peris, resalta la importancia de este legado formado por proyectos, planos, fotografías, cartas, recortes de prensa, libros...
Desde la Fundación Fisac, «lo que hemos hecho en varias ocasiones es manifestar el interés que podría tener que los fondos de la Fundación pasasen a este edificio. Ocupan 200 metros cuadrados y tendría un uso completamente compatible con el edificio. Es la única sugerencia que hemos hecho».
Tanto Serrano como Peris resaltan que ambas partes, la Casa de la Ciencia y el archivo documental, podrían cohabitar sin ningún problema. Para Peris, «lo más importante es que de una vez por todas el edificio se rehabilite y se le dé uso y una funcionalidad clara. Que tenga vida».
resurrección. Los Presupuestos Generales de Castilla-La Mancha reflejaron el pasado año una partida de 300.000 euros para la rehabilitación del edificio, cantidad que se encuentra pendiente de ejecución. Sin embargo, haría falta un esfuerzo aún mayor teniendo en cuenta que el coste de la operación podría alcanzar los 800.000 euros. Es la cifra que marca Diego Peris, que considera que «es razonable emplear 1.000 euros por metro cuadrado para hacer una rehabilitación en condiciones. Hablo de espacios, pero también hay que incluir instalaciones eléctricas, climatización, carpintería metálica...».
La Casa de Cultura pasó en 2014 de manos de la Junta de Comunidades al Ayuntamiento de Ciudad Real a través de una cesión para tener un uso exclusivamente cultural. Peris resalta que desde el Colegio Oficial de Arquitectos «hemos puesto a disposición del Ayuntamiento el proyecto original para su rehabilitación», pero todavía no hay nada claro sobre el futuro del edificio. Nueve años después sigue sin aclararse qué sucederá con el edificio Fisac.