Los partidos llegan a las elecciones con 28.000 afiliados

Hilario L. Muñoz
-
Los partidos llegan a las elecciones con 28.000 afiliados - Foto: Pablo Lorente

El PP, con las mismas cifras que en las últimas 2016, y el PSOE, con unos 1.500 menos, son los dos mayoritarios tras los que se sitúan Podemos, y Vox, cuyo ascenso se cifra en el medio millar de militantes

Los partidos políticos se encuentran en estos meses ante el reto de elegir candidatos para cuatro elecciones que se celebran en un plazo inferior a un mes. Primero las generales del 28 de abril y después el triple voto de municipales, autonómicas y europeas, el 26 de mayo, han hecho que en estos días en que poco a poco se conocen nombres se haya abierto un debate sobre la crisis de identidad de los partidos, dada la inclusión de muchos nombres de independientes en los puestos de salida para ayuntamientos o para el Congreso de los Diputados. Esta situación tiene el reflejo en unos datos de afiliación que no han vuelto a crecer, si se observa el conjunto de los partidos, con un censo que, de hecho, ha perdido un millar de militantes y ha ampliado su secretismo y control tras las primarias celebradas en estos años.  
En este sentido, la suma de todos los partidos sitúa en 27.853 los afiliados en los seis de la provincia que tienen opciones de conseguir diputados o concejales, con cifras que datan de finales de 2018 o de esta misma semana, en función de los censos. En los datos de 2016 este dato se elevaba por encima de 28.000. Lo que implica que las cifras se habrían mantenido intactas, pese a la irrupción de Vox con el doble de afiliados de los que cuenta IU.
De este modo y analizando partido a partido los datos, el PP se mantiene a la cabeza en el número de afiliados con unas cifras que no paran de crecer. Los datos aportados por el partido lo sitúan en 2018 con 15.594, viniendo de una situación de 15.500 en 2016. Pese a esto hay que tener en cuenta que en sus procesos internos, los primeros celebrados en la formación, votó menos del 10 por ciento de estos afiliados. «Había que inscribirse», recordaron fuentes populares sobre la diferencia de cifras y es que en las primarias autonómicas, cuando hubo que elegir entre Francisco Núñez y Carlos Vázquez para la secretaría regional del partido fueron 1.443 los afiliados del PP que ejercieron su voto. También, en una información sobre afiliados a los partidos publicada a comienzos de 2017, antes de todos los procesos internos, el dato que aportó el PP fue de 15.616.
De esa misma información realizada por La Tribuna se obtiene la referencia sobre afiliación del PSOE para 2016 y que se situaba en los 9.134. Esta cifra fue aportada por el partido provincial, pero ahora es Ferraz, la central, quien guarda un censo que, tras las primarias, la cotejación de votos y de los pagos, reduce esa cifra dos años después a los 7.427. El dato implica una caída de 1.707 afiliados, un 18 por ciento menos, tras el enfrentamiento fratricida entre Pedro Sánchez y Susana Díaz por la secretaría general. En el caso de los socialistas fueron 3.051 afiliados los que ejercieron el voto en aquellas primarias por la secretaría general, lo que indica que, pese a contar con la mitad de militancia que el PP, fueron el doble de socialistas a votar en sus procesos internos. 
El tercer partido en relevancia por afiliados es Podemos, con 3.689 afiliados. Hay que tener en cuenta que igual que en el resto de partidos con inscripciones y comprobación de cuotas para primarias, Podemos realizó un mayor control de estos datos a través de un proceso digital en el que solicitó una imagen del DNI a sus inscritos, que hasta ahora solo habían tenido que aportar el número de identificación y teléfono, sin ningún otro documento. Respecto a los procesos internos en los que Podemos haya desglosado el voto provincial solo se conoce la elección de candidatos a las municipales, unas primarias celebradas en ocho localidades, donde ejercieron el voto 323 inscritos. El dato es difícil cotejar en porcentaje, no implica un 10 por ciento de participación, ya que faltarían 94 municipios por saberse cómo votarían.
El cuarto partido en seguidores con derecho a la decisión interna en sus formaciones políticas sería IU, pese a los 263 afiliados con los que aparece de forma oficial. En este caso hay que tener en cuenta que se trata de la única institución en la que se separan quienes pagan, afiliados, y quienes simpatizan, simpatizantes que pueden ejercer el voto aunque no abonen cuota mensual al partido, por lo que a esos 263 habría que sumar otros 830. En total serían 1.093. En la comparativa con los años anteriores han crecido exponencialmente los datos de simpatizantes, de 366 a 830, mientras que los de afiliados crecen ligeramente de 249 en 2016 a los 263 aportados este año. En cuanto a los procesos de primarias del partido, en la capital, por ejemplo votaron 108 personas de las 253 inscritas. No hubo primarias provinciales y por lo tanto es difícil conocer el sentido y número de esos votos.
Vox habría irrumpido en el quinto puesto por militantes, por encima de IU si solo se tienen en cuenta afiliados, con el aproximadamente medio millar de afiliados que, recientemente, expuso el encargado de la gestora, José Antonio Ruiz-Valdepeñas. En este caso no existen datos de referencia ni en 2016 ni sobre primarias, ya que finalmente no se han celebrado dejando la designación de candidatos en manos de la dirección central del partido.
Por último, Cs afronta estas elecciones con 380 afiliados en sus filas, casi en los 400 que hubiera supuesto la celebración de un proceso de primarias en la formación para la elección de candidatos como ha ocurrido en otras provincias. En este caso el dato procede de la regional, donde apuntan que en 2016 eran 136 las personas inscritas en la formación. En las cifras aportadas por Ciudadanos en la provincia, para un reportaje sobre los posibles procesos de primarias se apuntó que eran 248 los afiliados a finales de 2016, por lo que se ha producido un incremento.