La CHG envía 19 cartas para el cierre de pozos

L.G.E.
-
Lola Merino dijo que no imaginaba que terminaría la legislatura denunciando «tanta injusticia, tanta maldad». - Foto: David Pérez

El PP avisa de que ya se han cerrado en Pedro Muñoz, San Clemente y Villarrobledo. El consejero de Agricultura recalca que son acciones que derivan de denuncias de la era de Aznar

La Confederación Hidrográfica del Guadiana ha remitido recientemente cartas a los agricultores de la región para que cierren sus pozos. Lo denunció esta tarde en el pleno la portavoz del PP en temas agrarios, Lola Merino, que leyó la carta en la que ponen un plazo de diez días y avisan de que si no lo hacen, los pozos serán precintados, los sistemas de regadíos desmantelados y además habrá una multa de 2.500 euros. «Ya han precintado tres o cuatro pozos en San Clemente, Pedro Muñoz y creo que en Villarrobledo el otro día», expuso.
Fue el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, quien en su réplica precisó que las cartas que se han enviado han sido 19, de las cuales cuatro son de explotaciones prioritarias del Alto Guadiana. Pero recordó que esas cartas provienen de denuncias que se hicieron cuando Aznar era presidente del Gobierno y Arias Cañete ministro de Agricultura. Además matizó que el Gobierno regional no tiene competencias al respecto.
El último debate general de la legislatura, sobre la regularización de pozos en el Alto Guadiana, fue toda una prueba de lógica. Según el PP, desde el PSOE«no han hecho absolutamente nada». Según el PSOE, desde el PP «no han hecho absolutamente nada». Y según Podemos, «la responsabilidad es de ambos», de PPy de PSOE. Aquí es imposible que los tres digan la verdad. En lo que sí coinciden es en que hay regularizados alrededor de 4.000 y que faltan 1.600 por regularizar desde que se inició el proceso hace más de una década.
La portavoz del PSOE, Blanca Fernández, aclaró en el pleno que los 25 hectómetros que pide Page para que gestione el Gobierno regional son los que hacen falta para regularizar esos 1.600 expedientes que quedan en el tintero.

 

Votación con sorpresa
Si algo ha caracterizado a esta legislatura en las Cortes han sido las votaciones con sorpresa. Viral fue la votación en la que parte de los diputados se equivocaron, el presidente trató de repetir y al final puso fin a la sesión sin que se hubiesen aprobado todos los artículos de una ley, lo que provocó muchos quebraderos de cabeza a los letrados para resolver la situación. También es inolvidable la votación de los primeros presupuestos de 2017, cuando los dos diputados de Podemos los rechazaron, a pesar de que no habían dado pistas previamente de que iban a hacer algo así.
En la última votación de la legislatura en las Cortes no se jugaba nada tan importante como una ley, pero hubo sorpresa. Quizá es que sus señorías quisieron rendir homenaje a la tónica de la legislatura.
La resolución que presentó el PSOEinstaba al Ministerio a que regularice los pozos, pero no salió aprobada después de votarse tres veces. En la primera, el presidente no recontó bien los votos a favor y sumó dos de los diputados de Podemos, que realmente se abstenían. En la segunda votación se constató que el PSOE tenía 15 votos a favor y el PP otros 15 en contra. Habría ganado el PP si Núñez no se hubiera ido a un acto en La Puebla de Montalbán.
Ante el empate, se repitió una tercera votación al final del pleno, pero Page se tenía que ir a un acto a Madrid, así que llegado el momento hubo 14 votos del PSOE a favor por 15 en contar del PP y salió rechazada.