El 5G obligará a resintonizar miles de antenas de televisión

R. Ch
-
El 5G obligará a resintonizar miles de antenas de televisión - Foto: Rueda Villaverde

La nueva tecnología de comunicaciones se instalará en las frecuencias que ocupan algunos canales de la TDT y llevará a repetir los cambios de 2014 cuando llegó el 4G

Empieza la cuenta atrás. En el plazo de un año el Europa obligará, de nuevo, a retocar la sintonización de los televisores de miles de comunidades de vecinos de la provincia, otra vez. La nueva generación de telefonía móvil «que supondrá un cambio sustancial» con respecto a las anteriores tiene un efecto que, de rebote, afecta a los televidentes que tendrán que resintonizar y, en algunos casos, reorientar antenas para seguir viendo la televisión. Es necesario despejar bandas radioeléctricas para explotarlos en otros servicios, en este caso la 5G que precisa la banda de frecuencias entre los 694 y los 700 megahercios que ocupan los canales de televisión para funcionar. Toca «despejar» el camino para construir una autopista para circular a más velocidad en la red y con capacidad para absorber muchos más tráfico.
En esa banda, en Ciudad Real emiten La1, La2, 24 horas y Clan. Ya en 2014, la primera ‘mudanza’ que se realizó para hacer hueco a la tecnología 4G afectó a 7.776 edificios de la provincia, 72.486 viviendas en la provincia, unas 57.981 personas, las que necesitaron adaptar las antenas para no perder entonces parte de los canales que se veían en sus televisiones. Los cambios, en principio, no afectarán a las viviendas unifamiliares que tienen antena propia.
«El 5G puede funcionar en cualquier sitio, pero lo hace mejor en las frecuencias que ocupa ahora la televisión digital». Así lo explica el catedrático de la UCLM Juan Carlos López.
El coste de la adaptación de edificios para permitir a los ciudadanos sintonizar los canales de la Televisión Digital Terrestre (TDT), tras el cambio de frecuencias al que se verán obligadas las cadenas oscilará entre los 100 y los 600 euros, aproximadamente, por instalación y en función del tipo de tecnología, según apuntó recientemente la Federación Nacional de Instaladores e Integradores de Telecomunicaciones.
Para este proceso, que recibe el nombre de segundo dividendo digital, el Gobierno tenía previsto destinar, este año, a través de la entidad pública Red.es, 50 millones de euros para compensar a las comunidades de propietarios que se vean afectadas por los cambios que deberán realizar en las antenas de televisión. Un paquete de ayudas que iban incluidas en unas cuentas que finalmente no llegaron a ver la luz.
En su hoja de ruta, el Gobierno tenía intención de poner en marcha un régimen de compensaciones para la adaptación de las instalaciones de recepción de los edificios a las nuevas frecuencias y para compensar los cambios necesarios en los equipamientos de transmisión de los radiodifusores, de las que forman parte estos primeros 50 millones de euros, que podrían ampliarse en años siguientes.
 Este proceso de liberación de la banda se inició este pasado mes de enero y finalizará antes del 30 de junio de 2020. El objetivo es que el espectro esté ‘limpio’ al acabar el primer trimestre del próximo año.