La construcción y servicios suben el paro en 426 personas

M.L / LT
-

La agricultura, con el inicio de la vendimia y la recogida de hortícolas, registró un descenso que, sin embargo, no pudo contrarrestar la subida del resto de sectores

Fin de agosto y fin del verano, al menos en lo que atañe al empleo. Con el cierre del mes vacacional por excelencia llega también el duro momento para muchas personas de volver al desempleo. Se acabó el contrato temporal que en algunos casos tenían para reforzar servicios en la época estival. Con el 31 de agosto muchas de esas manos que hacían falta para desarrollar determinados trabajos, dejaron de necesitarse, de manera que el mes de agosto se ha cerrado en la provincia de Ciudad Real con 426 desempleados más que en el mes anterior (0,92%).
El sector servicios y la construcción han sido los que principalmente han tirado al alza del número de desempleados en la provincia. En el caso del primero, sumó 406 parados en agosto, motivado principalmente por el fin de la temporada estival, que llega tradicionalmente con el refuerzo de mano de obra en hostelería, personal de piscinas u otras actividades estacionales. La construcción por su parte registró un aumento de 398 personas en un último mes, agosto, que se caracteriza por el freno a esta actividad. También la industria sumó desempleados, aunque en este caso en un volumen poco significativo, con 23 parados más.  
Por contra, la agricultura registró un descenso del paro de 374 personas, principalmente debido a las campañas agrícolas. El sector primario es el gran motor de la economía de la provincia y el inicio de la vendimia, junto a la recogida de hortícolas, melones o sandías ha conducido a una caída del paro en agosto que, sin embargo, no ha podido contrarrestar la subida experimentada en la construcción y los servicios. También descendió ligeramente (-27 personas) el paro en el colectivo de personas sin empleo anterior.
De este modo, el paro se situó en la provincia de Ciudad Real en agosto en 46.642 personas, de manera que la tasa interanual, la que mide la evolución del desempleo de un año a otro, ha descendido en un 4,67 por ciento, por lo que hay 2.286 personas menos en las listas del paro que en agosto de 2018.
La mayoría de los desempleados de la provincia, hasta 30.181, son mujeres, frente a los 16.461 hombres que buscan una oportunidad laboral. El sector servicios sigue siendo el que acapara el mayor número de parados, 30.040; seguido de la agricultura, 4.831; la construcción, con 4.022, y la industria, con 3.761, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Trabajo.
La subida del paro no ha sido aislada en la provincia, todo lo contrario. En España se ha incrementado en 54.371 personas y en Castilla-La Mancha lo ha hecho en 2.112. Todas las provincias de la región han visto cómo subía el desempleo en agosto. El mercado venía avisando ya en los meses anteriores y los sindicatos y la patronal empezaron a encender las señales de alerta por un descenso del paro a un ritmo inferior a lo habitual.
Como dato positivo destaca que Ciudad Real es la única provincia de Castilla-La Mancha que registró un aumento de la afiliación el pasado mes, hasta situarse en caso 170.000 afiliados a la Seguridad Social. Sin embargo, tanto en el conjunto de la región como de España descendió.  
el más bajo de 11 años. La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, destacó ayer que Castilla-La Mancha cerró el mes de agosto con 165.147 desempleados, una cifra que supone para la región «el dato de paro más bajo en un mes de agosto en los últimos once años, desde el año 2008».
Explicó que el paro subió en Castilla-La Mancha 2.112 personas con respecto al mes anterior, una subida del 1,30%, medio punto por debajo de la registrada en el conjunto del país (+1,81%) y una reducción en el desempleo regional de 6.602 personas en comparación con agosto del año pasado, lo que supone una caída del 3,84%, también unas décimas por encima de la registrada en el ámbito nacional (+3,65%).
En su análisis, valoró que pese al carácter coyuntural en las cifras que depara casi siempre el mes de agosto, el comportamiento de Castilla-La Mancha «es más favorable que en el resto del país». Además, subrayó que el número total de parados «es el más bajo en nuestra región en un mes de agosto desde hace once años».
En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, la consejera de Economía, Empresas y Empleo destacó que en la región «haya hoy 15.246 personas más trabajando que hace un año» y resaltó el esfuerzo del Gobierno regional para atajar la situación de desempleo de los colectivos más vulnerables y en los que más subió el paro en el mes de agosto, los jóvenes y los mayores de 55 años. En la provincia, hay 4.248 jóvenes menores de 25 años sin empleo.