El PP abandona el último Pleno de la legislatura

HIlario L. Muñoz / LT
-
El PP abandona el último Pleno de la legislatura - Foto: Rueda Villaverde

El Grupo municipal Popular ha decidido levantarse y abandonar el último Pleno de la legislatura al considerar que han sido insultados por el concejal Alberto Lillo durante el debate del nuevo Reglamento de Participacion

La legislatura en el Ayuntamiento de Ciudad Real terminó, en lo que a plenos ordinarios se refiere, con la segunda vez en estos cuatros años en que todos los concejales de la bancada popular se levantaron y abandonaron el Salón de Plenos. La anterior fue cuando la ex alcaldesa, Rosa Romero, dejó la Portavocía del Grupo Popular en enero de 2016. Aquella vez y ésta, el PP se fue del Pleno al considerar que fue insultado.
El incidente ocurrió durante el debate del Reglamento de Participación Ciudadana. Tras la exposición del edil popular Miguel Ángel Poveda sobre los motivos de su grupo, le dio la réplica la portavoz del Grupo Socialista, Sara Martínez. Él le acusó de abandonar las asociaciones y olvidar la participación, mientras ella respondió con el presupuesto de la Concejalía y las ayudas a los barrios. El debate, sereno en la retransmisión en directo en el Pleno, estaba lleno de comentarios por lo bajo de la bancada del PP que fueron respondidos por el concejal de Urbanismo, Alberto Lillo, quien pidió: «a ver si nos comportamos como concejales y no como hooligans». La alcaldesa hizo una llamada general al orden, en ese momento, en la que primero el popular Pedro Martín acusó al Lillo de haberles llamado «payasos hace un momento» y el portavoz del Grupo Popular pidió un receso para dirimir lo ocurrido. La alcaldesa, Pilar Zamora, negó primero la intervención de Martín, luego la de Rodríguez y los populares optaron por levantarse y no regresar más al Pleno, ni siquiera a defender una moción que presentó a la sesión de marzo. «Es muy grave lo que ha pasado», señaló Rodríguez, antes de irse del Pleno.
payaso. «El Grupo Popular abandona el Pleno debido a los insultos del equipo de Gobierno a los concejales del Partido Popular» y «cuando el concejal socialista ha llamado payaso y hooligan al concejal popular Pedro Martín», dijo el PP en un comunicado de prensa, una situación que el PP calificó de «falta de respeto y de consideración a un representante de los vecinos» y acusó a la alcaldesa de contravenir el reglamento del Pleno, porque se planteó «una cuestión de orden», que el PP, dijo en su comunicado se encuentra amparado por «el artículo 53 del vigente Reglamento Orgánico del Pleno». «Es cuanto menos paradójico, que en el punto del orden del día en el que se estaba debatiendo sobre un nuevo Reglamento de Participación, Zamora vulnere el derecho de los concejales populares a plantear esa cuestión de orden vulnerando el Reglamento Orgánico».
El PP afirmó que Alberto Lillo «ya protagonizó un violento incidente cuando se levantó de su asiento y se encaró, en actitud amenazante, con varios representantes de hermandades de Semana Santa que estaban asistiendo al Pleno celebrado en febrero de 2018».
«No han hecho todo lo que podían», dijo el concejal no adscrito, Pedro Fernández, en la única intervención en que se hizo referencia al abandono del PP del Pleno, más allá de la ausencia del debate e una moción para promocionar los valores del deporte.

El PP abandona el último Pleno de la legislatura
El PP abandona el último Pleno de la legislatura