Ciudad de funcionarios

R. Chávarri
-
Ciudad de funcionarios - Foto: Pablo Lorente

Ciudad Real lidera el ranking fijado por la Fundación BBVA que marca el peso del sector público en las grandes áreas urbanas de España

Ciudad Real es, sin lugar a dudas, una ciudad funcionaria. Así lo ratifica el informe presentado esta pasada semana por la Fundación BBVA que radiografía las 73 Áreas Urbanas Funcionales (AUF) de España, o lo que es lo mismo, las aglomeraciones urbanas y localidades limítrofes con una densidad mínima de población de 1.500 habitantes por kilómetro cuadrado y un mínimo de 50.000 residentes. En ese listado, el área que conforma Ciudad Real le dan vida, además de la capital, los municipios de su entorno más próximo como son Alcolea de Calatrava, Carrión de Calatrava, Fernán Caballero, Miguelturra, Picón, Poblete, Pozuelo de Calatrava y Torralba de Calatrava.
Atendiendo al informe que realiza la Fundación del BBVA, de la mano del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, esta área urbana ocupa la primera posición «destacada», según los responsables de poner en orden todos los datos de las AUF españolas, en el apartado que agrupa a sus habitantes en función de su trabajo. En concreto, a los que se encuentran en los grupos 1 a 3 de la Clasificación Nacional de Ocupaciones, la CNO. Traducido, «en los que son funcionarios», como aclara uno de los responsables del estudio,  Francisco J. Goerlich, investigador del Ivie y catedrático de Fundamentos de Análisis Económico de la Universidad de Valencia. Así como en otras ciudades como Salamanca es la Universidad la que deja notar su peso en la realidad del área urbana o en Zaragoza, la marca Opel, en Ciudad Real el peso de la función pública resulta determinante para analizar su estructura, y que es similar al de ciudades como Mérida, capital de Extremadura.
El propio Boletín Anual de Mercado de Trabajo Municipal, que elabora el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ya de una pista definitoria sobre la importancia del empleo público en Ciudad Real. Los tres informes elaborados a cuenta del Ministerio, referidos a los años 2015, 2016 y 2017 sitúan siempre en primer puesto de las actividades económicas más destacadas por número de afiliados al que responde al epígrafe de Administración pública y defensa, Seguridad Social obligatoria. El primer año eran 7.599; el segundo, 7.843; y el tercero, superó ya la barrera de los 8.000, con 8.158 en total sobre una población afiliada a la Seguridad Social situada en 41.000 personas, esto es, casi el 20 por ciento de los ciudadrealeños dados de alta trabaja directamente en el sector público, un porcentaje que en la región apenas supera Toledo capital, sede del Gobierno autonómico y de distintas entidades del Gobierno central y donde el porcentaje de empleados públicos apenas supera en un punto al que hay en Ciudad Real.