Miguel Sánchez, emocionado tras empatar con el Barça

Manuel Espadas
-

El BM Logroño acabó con la racha triunfal del virtual campeón liguero, que llevaba 27 victorias consecutivas

Miguel Sánchez (segundo por la derecha), en una acción defensiva en el partido del miércoles contra el Barça. - Foto: Mambo Marketing

El BM Logroño realizó el miércoles la gesta de arrebatarle al todopoderoso Barça el primer punto de la temporada. El conjunto riojano firmaba un empate (28-28) en la jornada 29 de la Liga Asobal que le supo a gloria, pese a que fue muchos minutos por delante en el marcador. Su menor potencial y plantilla más corta le impidió tumbar al ya virtual campeón liguero, al que tuvo contra las cuerdas.
La clave de este inesperado empate estuvo en la enorme defensa riojana (no encajó ningún gol en los últimos cuatro minutos), liderada por el capitán del equipo, Miguel Sánchez-Migallón. El ciudadrealeño no podía ocultar su alegría, al sumar un punto que, además, les acerca a su gran objetivo de conquistar el subcampeonato. «Fue increíble. Sacarle un punto al mejor Barça de los últimos años es un premio enorme y una inyección de moral para el equipo», confesaba a La Tribuna.
El Barça no perdía puntos en la Liga Asobal desde que cayera la pasada temporada en la pista del Granollers. Desde entonces los hombres de Xabi Pascual habían encadenado 27 victorias, una impresionante racha rota por Miguel Sánchez y los suyos.
Gracias a este empate el BM Logroño depende de sí mismo para acabar segundo en la Liga Asobal, en una dura lucha que ahora cuenta con un cuádruple empate a 32 puntos junto con Ademar León, Bidasoa y Granollers. Y este sábado finalizará su aventura en la Copa EHF recibiendo al Saint Raphael francés, convirtiéndose en juez en la pelea por el primer puesto del grupo.