Los estudiantes mantienen la demanda de pisos de alquiler

Manuela Lillo
-

Principios de septiembre es una de las épocas de más actividad para la búsqueda de vivienda en arrendamiento

Ciudad Real no ha registrado la situación que se está viviendo en otras ciudades, donde el aumento del precio del alquiler de pisos ha incrementado la solicitud de residencias. En el caso de la capital, «el precio del alquiler no ha subido de una forma escandalosa como en otras poblaciones», lo que ha permitido mantener la alta demanda de pisos por parte de los universitarios, explicó a este diario Ramón López Piqueras, de la Inmobiliaria Kampus.
Explica que el importe a pagar por el arrendamiento de viviendas en la capital «más o menos se ha mantenido o quizás subido algo desde la crisis», pero desde luego no al nivel de capitales como Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao o Sevilla, comenta este agente de la propiedad inmobiliaria que se refirió a las dos épocas de mayor demanda de este tipo de pisos: final de curso y principios de septiembre.
En el primero de los casos, las peticiones se corresponden con alumnos que se quieren marchar de vacaciones con esta ‘tarea’ hecha, por lo que buscan piso de antemano para iniciar el curso en su nueva residencia. En el segundo de los casos, se trata en su mayoría de alumnos que estaban pendientes de la asignación de plazas para cursar determinados estudios y de ahí que principios de septiembre sea otra de las fechas clave.
«Los pisos con cierta calidad, bien amueblados, se alquilan fácil», detalla López Piqueras para puntualizar a renglón seguido que también hay «mucha rotación de pisos pequeños».
Aunque subraya que en la capital «la bolsa de universitarios es importante», lo que sostiene buena parte de la oferta de vivienda en arrendamiento, también hay otros colectivos que buscan este tipo de opción residencial. Se trata de funcionarios o de empleados que acuden a la capital por un periodo de tiempo reducido en muchas ocasiones, para cubrir bajas o vacantes. «Si Ciudad Real ni tuviera la Universidad, esto sería una ciudad fantasma», concluyó.