¿Y por qué no?

Cándido de la Cruz
-

Un ilusionado Manzanares recibe al campeón gallego, el Pontevedra, en la ida de la segunda eliminatoria del play off de ascenso a Segunda División B

Los jugadores del Manzanares celebran la clasificación para el play off tras ganar al Albacete B. - Foto: José Antonio Romero.

Nueva cita para la historia, nueva ocasión para soñar. El Manzanares recibe esta tarde, a partir de las 18.30 horas y con arbitraje del andaluz Montoro Garrido, al Pontevedra en el partido de ida de la segunda ronda del play off de ascenso a Segunda División B, un camino que el cuadro franjiblanco quiere seguir recorriendo a todo costa tras doblegar en la anterior eliminatoria a la UD Lanzarote.
La batalla, a priori, se presenta desigual. Así lo dicen los números de un Pontevedra que finalizaba con autoridad la competición liguera como líder del Grupo I de la Tercera División gallega, las cifras económicas de un conjunto hecho a medida para luchar por subir y, por último, la historia de un club que ha disputado un total de seis temporadas en Primera División. Aguarda el equipo que dirige Luisito el momento adecuado para recobrar el brillo perdido, tras descender a Tercera División en la temporada 2010-2011.
Pero el Manzanares no entiende de argumentos, y al favoritismo visitante antepone el carácter y personalidad que han llevado al equipo a disputar por tercera vez en su historia una fase de ascenso y superar la primera eliminatoria del play off ante el Lanzarote, segundo clasificado del grupo canario.

Presenta números el Manzanares para desequilibrar la balanza a su favor, como el hecho de que sólo ha sido derrotado en una ocasión en su feudo durante toda la temporada (Almansa en la novena jornada, 1-3) y que además sólo ha recibido once tantos jugando ante su afición.
Enfrente, un Pontevedra que de las siete derrotas que ha sufrido a lo largo de la campaña, cuatro se producían a domicilio, aunque también se ha mostrado como un equipo muy efectivo con 32 tantos a favor (65 total) cuando juega lejos de casa.
El Manzanares recupera para este encuentro a Santana y Juanma. El primero no pudo viajar a Lanzarote debido a su reciente paternidad, mientras que el segundo también se quedaba en tierras manchegas por cuestiones laborales. Ambos podrán ayudar ahora a un Manzanares en el que se queda fuera Kevin, de baja tras recibir un golpe en la cabeza en el último partido, mientras que Pirri se mantiene como duda después de sufrir problemas musculares en el calentamiento antes del choque en Lanzarote.
Por contra, en el Pontevedra está descartada la participación del capitán Adrián, jugador que ocupa la demarcación de lateral derecho, al igual que Benja, Bruno y Carnero. Este último, con 19 dianas en la Liga, llegó mermado al play off y jugó ‘tocado’ en el último choque ante el Mensajero y su participación está descartada.
En definitiva, buenas sensaciones y optimismo en una eliminatoria cuya vuelta se disputará en Pasarón el próximo sábado 13 de junio a las 20 horas.