scorecardresearch

Sánchez acusa a Casado de "insumisión inconstitucional"

Europa Press
-

El presidente exige al líder popular que cumpla con su responsabilidad de desbloquear la renovación del Consejo General del Poder General y deje de dañar la democracia

l presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión que mantiene con diputados, senadores y europarlamentarios del PSOE. - Foto: Javier Lizón

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha elevado aún más el tono este miércoles contra el líder del PP, Pablo Casado, por su negativa a negociar la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), y le ha "exigido" que acabe con su "insumisión inconstitucional" y cumpla con su "responsabilidad".

"El PP se sitúa fuera de la Constitución", ha sentenciado Sánchez durante su intervención inicial en abierto en la reunión interparlamentaria del Grupo Socialista, que se ha reunido por primera vez desde que estalló la pandemia en marzo de 2020, para aprobar los relevos en los liderazgos del PSOE en el Congreso y el Senado.

El presidente ha aprovechado su discurso para cargar contra la actitud de "bloqueo" del PP, y ha avisado de que cada vez que dice "no", están diciendo "no al avance de España". "No están ganando simpatías y no suman voluntades. Ellos sabrán. Lo que si es seguro es que no han conseguido derribar al Gobierno, y lo han intentado por activa y por pasiva, y por tierra, mar y aire", ha apuntado.

En esta línea, ha garantizado que su Ejecutivo va a seguir trabajando hasta 2023 para conseguir que España "avance" con una "recuperación justa", y ha lamentado que, por su parte, el PP haya optado, a su juicio, por torpedear esta tarea, en contra del "bien común".

"Las cosas en democracia no funcionan así. Las reglas sirven para cuando se gana y cuando se pierde", ha avisado, tras señalar, además, de que no permitir la renovación de órganos constitucionales como el CGPJ, cuyo mandato lleva más de 1.000 días caducado, "no es una cuestión entre políticos ni un juego de tronos y de poder", sino que afecta a la ciudadanía y al "correcto desarrollo de la democracia".

 

"Insostenible"

A este respecto, Sánchez ha asegurado que al igual que "nadie se podría imaginar un poder Ejecutivo 1.000 días en funciones" porque "sería insostenible" y no podría desarrollar con "plena eficacia" su labor, lo mismo ocurre con el poder judicial. "Es insostenible que lleven 1.000 días en funciones, eso sí que daña la democracia y afecta a los ciudadanos en su día a día", ha recalcado.

"¿Qué es lo que pido? O diría, ¿Qué es lo que exijo al principal partido de la oposición? Que cumpla con su responsabilidad con las instituciones constitucionales", ha reclamado.

Aunque no ha hecho referencia a la oferta que le hizo Casado este martes, de iniciar la reforma del sistema de elección del CGPJ -para que a una parte de los vocales les elijan los jueces-, como condición para renovar ya el Poder Judicial, Sánchez ha dejado claro que la postura del Gobierno sigue siendo la de defender el sistema actual.

En este sentido, ha hecho hincapié en que las reglas del juego, en el deporte y el política, se tienen que cumplir aunque a uno no le gusten. "El PP quiere la Constitución cuando puede imponer su mayoría al gobierno de los jueces, pero dicen que no cumplen la ley, porque la ley no les gusta, cuando no tienen esa mayoría", ha lamentado.

"¿Alguien se puede imaginar lo que ocurriría si no cumpliéramos la ley porque no nos conviene? Es lo que está haciendo el PP", ha afirmado, antes de advertir a los 'populares' de que la ciudadanía no quiere crispación sino "avances", "diálogo" y "unidad".

"España avanza pese al griterío de la oposición. El PSOE es el único partido capaz de articular un proyecto en positivo para que España avance", ha reivindicado, antes de criticar a la que es, a su juicio, "la oposición más furibunda de Europa, instalada en la crispación, el insulto y carente del mínimo sentido de Estado".

 

Arenga a los socialistas

Con todo, ha trasladado a los diputados y senadores socialistas que su objetivo sigue siendo agotar la legislatura, y lograr "que en 2023 España sea un país mejor, más unido, más próspero y más avanzado", y para ello les ha asegurado que es fundamental el trabajo que realizan en el Parlamento.

"Hasta 2023 tenemos mucho trabajo por delante, mucho comprometido y prometido a los españoles y tenemos que seguir al mismo ritmo para que España avance aún si cabe más rápido durante estos más de dos años que tenemos por delante de legislatura", ha arengado.

Sánchez también ha aprovechado para alabar a los socialistas la capacidad de tienen para el "diálogo" y para demostrar que es en "la suma" de sus diferencias "donde está la verdadera fortaleza" de su Grupo Parlamentario.

"Os felicito expresamente, creo que hemos hecho un trabajo inmenso para conseguir los apoyos necesarios para sacar adelante al país en la peor emergencia sanitaria, económica y social del último siglo", ha ahondado.

En este punto ha querido agradecer expresamente su labor a la ya exportavoz socialista en el Congreso Adriana Lastra, que este martes le ha entregado el relevo al diputado canario Héctor Gómez, y también al ahora secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Rafael Simancas, que deja la Secretaría General del Grupo Parlamentario en manos de la diputada cordobesa Rafi Crespín.

También ha tenido palabras para el exportavoz en el Senado y ahora presidente de esta Cámara -tras la marcha de Pilar Llop al Ministerio de Justicia-, Ander Gil, que pasa el testigo a la dirigente del PSC y portavoz del 40º Congreso Federal, Eva Granados.

Todos ellos han llegado junto a Sánchez a la que ha sido la primera reunión interpalamentaria del Grupo Socialista en más de un año y medio; una reunión en la que Sánchez también se ha acompañado de sus principales colaboradores en el Gobierno en esta segunda etapa de la legislatura: el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, y su jefe de gabinete, Óscar López, ambos sin escaño.

A la reunión también han asistido la exvicepresidenta primera Carmen Calvo y el exministro de Transportes y exsecretario de Organización del PSOE José Luis Ábalos, ahora diputados rasos del PSOE, que han sido recibidos por sus compañeros con saludos afectuosos.

Está por ver si, como suelen ocurrir con otros exmiembros del Gobierno, la nueva dirección del Grupo en el Congreso decide premiar a ambos con una Presidencia de comisión en caso de que decidan mantener sus escaños y no optar por otra salida.