scorecardresearch

La llegada de inmigrantes amortigua la pérdida de población

R. Ch.
-

Estadística actualiza el dato de población residente a fecha de 1 de julio, que refleja un descenso de 1.415 personas: en la provincia viven 490.576 personas

Personas caminan por el centro de Ciudad Real. - Foto: Rueda Villaverde

Ciudad Real se consolida como punto de acogida de inmigración, nuevos vecinos que frenan la pérdida de población que vuelve a acechar a la provincia, que en la primera mitad del año perdió 1.415 habitantes.

El INE actualizó ayer el dato de residentes en Ciudad Real a fecha del 1 de julio de este año que encara sus últimos días. En total, hace cinco meses y medio, en la provincia vivían 490.576 personas. El 1 de enero, esa cifra era de 491.991 personas y un año antes, 491.652. Echando la vista atrás, el INE no cifraba el número de residentes por debajo de los 491.000 habitantes desde el año 2004. Y aunque Ciudad Real consigue ganar la batalla de la migración interior, con más gente de fuera que vino a vivir aquí que gente de aquí que se fue a vivir a otra provincia en 2020, retoma la curva de descenso poblacional en 2021. Y eso que la inmigración amortigua ese retroceso.

A la hora de encontrar nuevos vecinos, en el último medio año, ha crecido la colonia de migrantes nacidos en algún país de África y de Centro América y el Caribe, se estabiliza la de nacidos en América del norte y Oceanía y anota un leve retroceso, apenas 22 personas, de Sudamérica. Así, la pérdida de población se concentra entre los nacidos en España y los europeos. En el recuento del INE, en medio año, 'faltan' 1.274 españoles y 287 europeos.

Lo que detecta la estadística es el envejecimiento de la provincia. La fractura entre los grupos de edad que crecen y los que decrecen en su peso poblacional en Ciudad Real se sitúa en los 55 años. A grandes rasgos, por debajo de esa edad, hay menos gente que hace medio año, y por encima de esos años, más. Las excepciones, los jóvenes de 15 a 19 años, en julio había casi 120 más que en enero, y los octagenarios, donde Ciudad Real ha perdido casi 650 habitantes de esas edades en medio año en el que, hay que recordar, la provincia sufrió la ola postnavideña del coronavirus, que se cobró 250 víctimas mortales en esa franja de edad solo en enero y febrero.

En el ámbito regional, durante el primer semestre del año, la población en Castilla-La Mancha se redujo en 934 personas, un 0,05%, según las 'Cifras de población a 1 de julio de 2021. Estadística de migraciones. Primer semestre de 2021', publicadas este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Así, según señala dicho informe, a día 1 de enero la población en la Comunidad Autónoma era de 2.048.656 personas, mientras que a 1 de julio era de 2.047.722 personas.