scorecardresearch

La UE planea crear un grupo de acción rápida que gane autonomía

Agencias
-

Los Veintisiete debatirán la puesta en marcha de una fuerza de élite de 5.000 soldados que actúe en crisis internacionales

La UE planea crear un grupo de acción rápida que gane autonomía - Foto: US MARINES

La Unión Europea debatirá el próximo mes de noviembre la creación una fuerza comunitaria de acción rápida dotada con 5.000 soldados que permita al bloque ganar en autonomía. Así lo confirmó ayer el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, que considera que las dificultadas vistas en Afganistán para proteger y evacuar a la población vulnerable hacen aún más necesaria la puesta en marcha de esta unidad. 

«Necesitamos aumentar nuestra capacidad de actuar de manera autónoma cuando y donde sea necesario, sobre todo en el contexto de una crisis. ¿Fuimos capaces de asegurar el perímetro del aeropuerto de Kabul? No. Los americanos fueron capaces nosotros, no», señaló el jefe de la diplomacia comunitaria en una reunión informal con los ministros de Defensa de la Unión Europea celebrada en Eslovenia.

De este modo, el político español quiso subrayar las carencias de la Unión Europea a la hora de actuar en crisis graves como la ocurrida en Afganistán o en otras regiones convulsas más relevantes para los Veintisiete por su proximidad como el Sahel. Así apuntó la necesidad de sacar partido de las lecciones aprendidas en las últimas semanas y hacer por ganar en autonomía para «no depender de las opciones de otros, aunque sean socios y aliados», porque, a su juicio, la UE debe contar con sus propios recursos.

En su opinión, el bloque cuenta con los recursos necesarios para desplegar una fuerza rápida, pero falta la voluntad política para evitar el lastre que supone en la actualidad los procedimientos que exigen la unanimidad en el seno de los Veintisiete para poner en marcha este tipo de misiones. Por eso, reclama «nuevos instrumentos» como la idea de una fuerza rápida que recoge el plan de futuro para reforzar la Defensa europea.

Por otro lado, Borrell insistió en que la UE tendrá que dialogar con el régimen talibán para conseguir que la ayuda humanitaria llegue a la población afgana y conseguir evacuar a todos aquellos que todavía quieran salir del país, aunque precisó que la relación dependerá de una serie de «condiciones» que no detalló, aunque apuntó a la protección de los Derechos Humanos en Afganistán como línea roja para la negociación con los radicales que se han hecho con el poder.