Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M

M. Lillo / H. L. M.
-

La Coordinadora Feminista Provincial de Ciudad Real ha abierto esta tarde la protesta multitudinaria del 8-M a la que se han unido miles de personas llegadas desde todos los puntos de la provincia y que recorre el centro de la capital

Con una protesta más organizada que la del año pasado y con el mismo carácter reivindicativo, la manifestación convocada esta tarde tomó las calles del centro de Ciudad Real con motivo del Día Internacional de la Mujer. Fue una reivindicación que tiñó de violeta la capital con el grito de más de 10.000 voces, según la organización; más de 9.000, según la Policía Local, y más de 7.000, según la Subdelegación del Gobierno. Coreando cánticos y mostrando carteles para reclamar una igualdad real y hacerse eco de la situación actual a través de referencias políticas, la defensa del feminismo como herramienta de construcción social y recordando que la educación es la clave para garantizar el futuro. La manifestación sirvió así de altavoz a los contenidos feministas y superó las previsiones de la organización. «Afortunadamente, no cabemos. Hemos desbordado las expectativas», aseguraban las organizadoras desde el escenario ubicado en la plaza Mayor, que sirvió como punto central de una protesta que se vivió como un clamor por la igualdad.
En la cabeza de la protesta se situó la Coordinadora Feminista Provincial, con el mismo del lema de la protesta del año pasado: ‘Si nosotras paramos, se para el mundo’. El punto de partida, el parque de Gasset camino a la plaza Mayor. Cuando llegaron todavía quedaban miles de personas en el inicio que tenían que empezar la marcha, incluidos partidos políticos -el PSOE salió con la pancarta ‘Por trabajos y salarios dignos’- y los sindicatos situados al final de la protesta.
Tras la coordinadora, fundada de cara a esta manifestación y como modo de fundir todas las reclamaciones, se fueron situando, una a una, cada asamblea feminista de la provincia como Feminismos y Colectivo Espinas de la capital, Harticas de Puertollano, 7N de Alcázar de San Juan o 13 Rosas de Tomelloso. Cada una, con su pancarta y con sus lemas y cánticos, mostrando el pluralismo al interpretar el feminismo, desde el grito «Nuestros derechos no se negocian» hasta «Sin piernas, sin brazos, machistas a pedazos». Un grito se encontraba entre los más repetidos fue el de «No son nuestras faldas, es tu educación», con la que plantan cara a las violaciones.
La manifestación se desarrolló en un ambiente festivo, con música de batucada y globos que conformaban gran parte de las imágenes de esta jornada de protesta en favor de la igualdad. «Justas, fuertes y feministas siempre», se gritaba en la plaza Mayor, que fue albergando a las manifestantes hasta prácticamente llenarse. Sólo la parte de las inmediaciones de la fuente se quedó sin cubrir, mientras que los laterales estaban desbordados en una manifestación que pudo superar en asistencia a la del año pasado, que ya fue calificada como «histórica» en la capital.
«Ciudad Real es feminista», gritaban en el corazón de la ciudad en respuesta por la gran asistencia obtenida, por lo que entre sus proclamas no faltó aquella de «Luego diréis que somos cinco o seis».
En la plaza Mayor de Ciudad Real se leyó un comunicado conjunto de estas organizaciones en el que se recordó el éxito del pasado año y su propuesta de «volver a la carga» porque el 8 de marzo se trata de un proceso para salir a la calle y visibilizar «denuncias y exigencias». «Formamos parte de las luchas contra las violencias machistas, por el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo y nuestra vida, por la justicia social, el trabajo digno, la vivienda, la salud, la educación, la soberanía alimentaria y la laicidad», recordaron, en un manifiesto en el que hicieron referencia a la propiedad de la tierra y la necesidad de intervenir frente a «una lógica patriarcal» en la justicia «para que se apliquen de forma efectiva las leyes contra las violencias machistas y se amplíen para incluir la violencia sexual».
«Para que podamos ser libres, para que se consideren las violencias machistas como una cuestión que ataque a toda la sociedad», reclamaron. Por último, recordaron que los movimientos feministas se defienden «frente a quienes hacen su política desde la mentira y el desprecio a las mujeres, desde el miedo, el ocio, la victimización y el resentimiento».

Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M Pablo Lorente
Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M - Foto: Pablo Lorente
Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M Pablo Lorente
Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M - Foto: Pablo Lorente
Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M Pablo Lorente
Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M - Foto: Pablo Lorente
Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M Pablo Lorente
Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M - Foto: Pablo Lorente
Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M Pablo Lorente
Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M - Foto: Pablo Lorente
Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M Pablo Lorente
Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M - Foto: Pablo Lorente
Ciudad Real se tiñe de violeta por el 8-M
Ciudad Real se tiñe de violeta por el 8-M
Ciudad Real se tiñe de violeta por el 8-M
Ciudad Real se tiñe de violeta por el 8-M
Ciudad Real se tiñe de violeta por el 8-M Rueda Villaverde
Ciudad Real se tiñe de violeta por el 8-M - Foto: Rueda Villaverde
Ciudad Real se tiñe de violeta por el 8-M Rueda Villaverde
Ciudad Real se tiñe de violeta por el 8-M - Foto: Rueda Villaverde
Ciudad Real se tiñe de violeta por el 8-M Rueda Villaverde
Ciudad Real se tiñe de violeta por el 8-M - Foto: Rueda Villaverde
Ciudad Real se tiñe de violeta por el 8-M Rueda Villaverde
Ciudad Real se tiñe de violeta por el 8-M - Foto: Rueda Villaverde
Ciudad Real se tiñe de violeta por el 8-M Rueda Villaverde
Ciudad Real se tiñe de violeta por el 8-M - Foto: Rueda Villaverde
Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M Pablo Lorente
Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M - Foto: Pablo Lorente
Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M Pablo Lorente
Ciudad Real se tiñe de morado por el 8-M - Foto: Pablo Lorente