El sonido barroco resucita en Herencia

Patricia Vera
-

La parroquia moviliza a los vecinos para que 'apadrinen' la construcción del órgano con la compra del sonido de un tubo, para el que han sumado ya 103.000 euros

Reconstrucción del órgano de Herencia - Foto: /LT

Cuando el órgano barroco de la parroquia de la Inmaculada Concepción, de Herencia, vuelva a la vida, contará muchas historias de amor. Decenas de personas, asociaciones y empresas han comprado el sonido de cada uno de los tubos como forma de financiar su reconstrucción y entre ellas se cuentan regalos entre novios y de hijos a sus padres. En total, han conseguido ya, y en menos de dos años, 103.400 de los 155.000 euros necesarios. Sus nombres quedarán grabados en el interior de la tubería para que en el futuro quede bien claro que si el pueblo fue quien trajo el órgano hace casi cuatro siglos, ahora es el pueblo quien también lo resucita.
Así lo explica Julián Martín, sacerdote en la parroquia que este año disfruta de su año jubilar por el cuarto centenario de su inauguración y consagración. La campaña para la recogida de fondos empezó en septiembre de 2012 y consiste en que los vecinos ‘apadrinen’ el coste de la reconstrucción de un órgano que conserva dos terceras partes de su material original. Su objetivo, «con los permisos oportunos tanto de Patrimonio como del Obispado», es «reconstruir este hermoso gigante, que está callado desde la contienda civil». Para ello, se pusieron manos a la obra, contactaron con el maestro organero Eduardo Bribiesca y diseñaron el plan de financiación, en el que no querían que participaran instituciones públicas. El instrumento se compone de 619 tubos,  de los cuales se han vendido 154 principalmente a particulares (de ellos, 16 a empresas). A cada uno le pusieron un precio, desde los 100 euros del más barato hasta los 6.000 de la trompeta reina. En su interior, figurarán los nombres de los donantes, pirograbados en los de madera y grabados con diamante en los de zinc.
Aun en los tiempos que corren, los más caros se vendieron primero. «Hace nada vino una familia con 3.000 euros», recuerda el párroco. Y esta semana han ‘salido’ uno de 2.000, otro de 1.000 y otro de 400. Pese a que aún no se han asignado todos, «estaba calculado para que con tres cuartas partes estuviera todo cubierto, de forma que ya está todo el material aquí, pagado, y faltaría el trabajo del restaurador, que se irá haciendo conforme el dinero vaya entrando», asegura.

Reconstrucción del órgano de Herencia
Reconstrucción del órgano de Herencia - Foto: /LT
En el horizonte, el 26 de octubre de 2013, día final del jubileo herenciano. Una fecha factible, pues Martín asegura que «está listo el 75 por ciento del órgano», aunque Bribiesca no quiere ‘pillarse los dedos’ y apunta, más bien, a final de año. En cualquier caso, algo está casi seguro: en 2015, Herencia será la única localidad de la provincia que cuente con dos órganos en perfecto estado, de dos tamaños y épocas diferentes.
El ‘compañero’ de este instrumento, de estilo ibérico y periodo barroco, más grande que el existente en Torre de Juan Abad (la gran referencia en música sacra por su ciclo de conciertos), es uno pequeño, de teatro, que data de principios del siglo XX y que se encuentra en uso en el convento de los mercedarios, también restaurado por el mexicano Bribiesca. Esto abre grandes posibilidades turísticas para Herencia y la parroquia está decidida a impulsarlas. Incluso ha habido reuniones con los responsables de la DiputaciónProvincial para solicitar la creación de una ruta de órganos que contemple el de Torre de Juan Abad, el de Argamasilla de Calatrava, el de la catedral de Ciudad Real y, por supuesto, los dos de Herencia.

Más información en la edición impresa.