El precio de la vivienda encadena cuatro años de caídas

R. Ch.
-
El precio de la vivienda encadena cuatro años de caídas - Foto: unknown

La provincia vuelve a ser la más económica de España para comprar una casa pese al repunte en la capital mientras Puertollano es la tercera ciudad de más de 25.000 habitantes más barata

Si en el conjunto del país, el titular que dejó ayer el Ministerio de Fomento era que el precio de la vivienda despuntó un 8,2% en 2018, con la mayor alza en una década, en el ámbito provincial, la realidad del ladrillo es bien distinta: el pasado año fue el cuarto consecutivo en el que los precios de la vivienda se depreciaron hasta volver a colocar a Ciudad Real como la provincia de España más económica para comprar una vivienda, con un desembolso medio 752,1 euros por metro cuadrado al cierre de diciembre, con una diferencia de casi 2.000 euros por metro cuadrado sobre la provincia más cara, Guipúzcoa.
Fomento trazó ayer una línea clara entre las zonas de España en las que el ladrillo se revaloriza y entre las que siguen sin levantar cabeza. Las primeras, con Melilla, Málaga, Madrid y Barcelona a la cabeza. Y entre las segundas, Ceuta, Teruel, Zamora y Ciudad Real, que además de ser la más barata, el año pasado fue la cuarta en la que más bajaron los precios, el 1,7 por ciento, hasta dejar el valor del metro cuadrado al nivel de lo que se pagaba por él en 2004, en épocas previas al boom y a la posterior explosión de la burbuja del sector inmobiliario.
Esta corrección a la baja de los precios en Ciudad Real tiene sus matices en el ámbito provincial y referido a las poblaciones que superan el umbral de los 25.000 habitantes. Según Fomento, el metro cuadrado de la capital se quedó en 2018 al borde de alcanzar un valor de 1.000 euros, algo que no pasa desde 2015, aunque los precios de venta de la vivienda en Ciudad Real siguen a años luz de lo que se pagaba, por ejemplo en 2006, cuando las estadísticas situaban el valor del metro cuadrado rozando los 2.000 euros.
Puertollano también es noticia en este aspecto porque es el propio Ministerio de Fomento el que habla de ella como la tercera ciudad de más de 25.000 vecinos más barata de España para comprar vivienda, con un metro cuadrado por debajo de los 600 euros. En una década, el valor de la vivienda se ha depreciado en casi el 50% en Puertollano. En este sentido es Alcázar de San Juan la segunda localidad de la provincia con el metro cuadrado más caro, con 730 euros de media, aunque se abarata también en el último año, como también ha pasado en Valdepeñas. En los tres municipios, el mercado inmobiliario marca sus precios más bajos desde que Fomento anota la evolución del valor del metro cuadrado. En Tomelloso, comprar una vivienda fue, por tercer año seguido, más caro.