Visita de máxima dificultad

Manuel Espadas
-
James Lewis Parker, en una acción de ataque en el partido de la primera vuelta frente al Zamora. - Foto: Rueda Villaverde

Los problemas físicos marcan la visita del Vestas Alarcos a la complicada pista del Zamora, un rival directo en la lucha por el ascenso (19.30 horas)

El Vestas Alarcos afronta esta tarde una de las salidas más complicadas de la temporada. El conjunto que entrena Javier Márquez visita al Zamora, recién descendido de la Liga Asobal y rival directo en la lucha por el ascenso, y lo hace además con una plantilla muy diezmada por los problemas físicos. Así, jugadores como Martín Molina, Victoriano Alises, Asier Urain, James Lewis Parker, Toni Sarió y Juan Lumbreras arrastran distintas lesiones y, ni mucho menos, es segura su participación. 
Aunque alguno de ellos pueda jugar finalmente, lo cierto es que la preparación semanal de este importante partido sí se ha visto trastocada. «Con tantos problemas no hemos podido preparar bien este partido. Vamos a Zamora muy justos en la primera línea», advirtió el preparador manzanareño.
«Zamora está dando muy buena imagen en casa. Defienden muy bien en 6-0 y 5-1 y eso nos va a exigir estar muy bien en ataque. Octavio Magadán sigue siendo su hombre más peligroso y su jugador franquicia», analizó Márquez, que recordó que los castellanos aún no saben lo que es perder en casa esta campaña.
El Vestas Alarcos llega a esta cita con la moral reforzada tras sus dos últimas victorias en casa y con un colchón de nueve puntos en la fase de ascenso.