La CHG garantiza agua para 2 años pese al avance de sequía

R. Ch./H.L.M.
-

El último informe de sequía de la Confederación del Guadiana pone en manos del presidente del organismo de cuenca la declaración de una situación «excepcional por sequía extraordinaria» en el Gasset y El Vicario

La CHG garantiza agua para 2 años pese al avance de sequía - Foto: Rueda Villaverde

La sequía sigue avanzando en la provincia de Ciudad Real donde se encuentran dos de las tres zonas de toda la Confederación Hidrográfica del Guadiana donde hoy mismo el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana podría declarar una «situación excepcional por sequía extraordinaria». Se trata de la conexión del Gasset y la Torre de Abraham y el pantano del Vicario, que se unen a la zona del embalse de Piedra Aguda, en Badajoz y donde se cumplen las circunstancias necesarias para elevar otro nivel más el nivel de preocupación por la falta de precipitaciones: una escasez en escenarios de alerta que coincidan temporal y geográficamente con algún ámbito territorial en situación de sequía prolongada y una escasez en escenarios de emergencia.
De acuerdo a los resultados del Informe de Seguimiento de Indicadores de Sequía y Escasez publicado ayer por la Confederación del Guadiana, a fecha 1 de agosto, estas dos circunstancias se dan ya en los tres pantanos ciudadrealeños.
Eso sí, y pese al escenario de «alerta» que se consolida mes a mes, desde la CHG explican que esa situación supone para Ciudad Real y su comarca que, si las aportaciones durante los dos próximos años fueran las mínimas registradas, «aún habría reservas para garantizar al menos dos años de abastecimiento, una campaña de riego de al menos el 50% de la asignación el primer año y otra de riego de cultivos permanentes el segundo año, contando con que la campaña de riego actualmente en marcha se complete según lo acordado al inicio de la misma».
Así lo explicaban ayer a La Tribuna fuentes de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, desde donde también se apuntó que la declaración de sequía extraordinaria por parte del presidente del organismo de cuenca, que podría conllevar una petición al Gobierno de un Real Decreto de Sequía «se realizaría si fuera preciso adoptar medidas extraordinarias» que, a día de hoy, ya se cumplen en el pantano del que bebe Ciudad Real y su comarca. Eso sí, que se cumplan esas condiciones no quiere decir, apuntan en la CHG, «que se vaya a realizar esta declaración de sequía extraordinaria, sino que se podría hacer si la situación empeora y requiere la toma de medidas más drásticas, como podría ser una restricción del riego mayor al 50%», tal y como avanzan en el organismo de cuenca.
«El abastecimiento a Ciudad Real y el resto de municipios que dependen de esta UTE está asegurado para, al menos, los próximos dos años», insisten las fuentes de la Confederación, desde donde también se contempla ya un escenario de trasvases al Gasset desde Torre de Abraham: «Se realizarán en función de las reservas disponibles en Gasset, siguiendo las reglas que se exponen en el Plan Especial de Sequía y el informe de seguimiento». Esos documentos trazan la línea roja a partir de los 14 hectómetros cúbicos. Desde ese punto se abrirá el grifo de la conducción para realizar derivaciones que garanticen el suministro del 60% de la demanda urbana con recursos procedentes de Torre de Abraham. Por debajo de los ocho hectómetros cúbicos, la situación se vuelve ya crítica y la CHG tendría que trasvasar agua «para el suministro del 100% de la demanda urbana con recursos procedentes de Torre Abraham y el mantenimiento de un volumen en Gasset de ocho hectómetros cúbicos». Si la falta de lluvias seca hasta ese punto el embalse de Gasset «no se podrá atender la demanda de riego, salvo la destinada a cultivos permanentes».
El último parte semanal de embalses de la Confederación Hidrográfica del Guadiana sitúa la reserva del pantano ciudadrealeño en los 15,8 hectómetros cúbicos, al 40,6 por ciento de su capacidad pero con medio hectómetro cúbico almacenado menos que siete días antes.
Desde la CHG se avisa que con respecto al agua destinada al riego, el volumen disponible para la campaña ahora en marcha se tomó en función de las reservas disponibles a fecha de 1 de abril «y no se ve afectada por posibles cambios posteriores en los escenarios de escasez. La situación de escasez que se evalúa ahora analiza la disponibilidad de agua para las próximas campañas», con lo que la campaña actual «está asegurada según lo aprobado en Junta de Explotación y Comisión de Desembalse».
«Todo planteamiento (sequía extraordinaria RD, medidas del PES), serían para el año que viene (riegos), y en cualquier caso los abastecimientos están siempre garantizados (al menos para dos años)», insisten en plantear desde la Confederación del Guadiana
En cuanto al Vicario, el primero de la cuenca del Guadiana en entrar en situación de emergencia, el plan de sequía obliga a iniciar tareas de información a los usuarios sobre la situación y expectativas de evolución de los recursos utilizables, con el fin de que programen sus actividades futuras, «recomendando a las comunidades de regantes que se valore la oportunidad de aconsejar cultivos que requieran menores dotaciones». 
 


Las más vistas