Personal de Guadiana II denuncian que trabajaron sin EPIs

Hilario L. Muñoz
-

La delegación sindical del centro de atención a personas con discapacidad de la capital Guadiana II afirma que hay existencia de un positivo confirmado por COVID-19 pero no se han dado equipos de protección a los trabajadores

Guadiana II - Foto: Fotos Rueda Villaverde

De este modo, en un comunicado explicaron que desde el día 12 de marzo, los responsables del centro tienen conocimiento  de un positivo confirmado por COVID-19. "Desde ese mismo momento, los responsables tienen una obligación legal de proveer a los trabajadores del centro de EPI adecuado para evitar la propagación del virus, al no ser así, a los pocos días uno de los conserjes que trabajan en el centro, también dio positivo y la única solución es poner a otros dos trabajadores en cuarentena, obviando el resto de contactos de este conserje con el personal", indicaron los sindicatos en un comunicado. Esto ha implicado "que el virus siguió campando a sus anchas por el centro". De hecho señalaron que al ponerse el delegado sindical en contacto con la Consejería le indicaron que "no tienen conocimiento de que hubiese positivos en ese lugar y que la gerencia no ha solicitado los test oportunos".

Los siguientes días, se realizó la prueba a dos residentes, dando el resultado como positivo, al cabo de dos días se les aísla como medida de prevención con el resto de residentes, pero no se facilita ningún tipo de equipos de protección individual para que los trabajadores puedan atender debidamente a estos internos. "En última instancia, tuvieron que llevarse a un residente al hospital con la saturación de O2 en sangre del 72%", señalaron. 

“Los trabajadores acudimos con miedo a nuestro puesto de trabajo, ya que las personas responsables no están facilitando ni mascarillas, ni guantes, ni bata, teniendo los propios trabajadores que hacerse sus propios trajes con bolsas de basura y trayendo sus propias mascarillas de casa. Lo único que pedimos con urgencia es que se hagan los test a los residentes y trabajadores del centro porque ya hay muchas personas con síntomas, así como, se repartan los EPI necesarios para poder realizar nuestro trabajo con garantías”, expuso Fernando de Haro, delegado sindical de USO Castilla-La Mancha.