Oretania, voces en la 'champions'

Hilario L. Muñoz
-
Oretania, voces en la ‘champions’ - Foto: Pablo Lorente

El Coro de Cámara se convierte en la primera agrupación no vasca de España seleccionada para acudir al festival internacional de coros de Austria, donde se medirá a los mejores del mundo

Esto es como si el Mallorca juega la final de la ‘Champions’, puede ganar pero vas a medirte y a hacer un buen papel». La comparación futbolística la realiza Daniel Báñez, el director del Coro de Cámara Oretania que es desde hace unos días el primer coro del sur de España que participa en el concurso internacional de coros de Austria. Se trata de una competición que en 2018 celebra su 56 edición y por la que han pasado las mejores agrupaciones corales de todo el mundo. Para hacer una idea Oretania ha sido elegido entre 205 solicitantes y en la final con esos diez países se medirá a coros de Estados Unidos, que aprovechan su participación en el certamen internacional para hacer una gira europea; de Suráfrica; de Indonesia y de Filipinas, donde los coros están financiados por el Estado como modo de promocionar a su país; de Alemania, de Letonia, de Eslovenia o de Italia.
Solo estar en un listado como ese es un logro más si se tiene en cuenta que es el cuarto coro español en participar, tras cuatro vascos, entre ellos por el que se hizo famoso Javier Busto tras ganar el certamen, y un catalán. Además, el mérito es mayor ya que Oretania no es un coro profesional sino «un grupo de amigos que llevan 20 años juntándose». De hecho entre las más de 20 voces que la integran y que acudirán a Austria hay profesores, cocineros, enfermeros, auxiliares administrativos o asistentes sociales. «Esto es una asociación sin ánimo de lucro y vamos a ver cómo de lejos podemos llegar». Un ejemplo es que al primer ensayo tras conocer la noticia llegan Eduardo Hernández y Beatriz Jiménez con Alhambra, su hija casi recién nacida.
Su participación en este certamen llega tras celebrar el pasado año el vigésimo aniversario del grupo, una fecha en la que decidieron probar suerte y lograron una medalla de bronce en un concurso en Italia. En 2008 ya habían logrado un primer premio en un certamen internacional, en su décimo aniversario. A partir de esa medalla decidieron probar suerte y acudir a nuevos concursos internacionales, ya que tienen una docena de galardones en España.
En el concurso de Austria, del 5 al 7 de julio deberán cantar nueve temas: tres obligatorios, tres de folclore y tres libres. En el folclore y los libres habrá dos composiciones propias de Báñez, una llamada Findus Mortis, creada tras el fin de semana de ensayos en Italia y que cantarán en alemán. La otra es una composición folclórica, Hechizos de La Mancha, basada en El Quijote.
Ahora, lo que debe realizar el coro es lograr los fondos suficientes para sufragar el viaje a Austria y competir en el certamen internacional. De cara a Italia lograron que las administraciones les ayudaran con parte del viaje y la intención es ahora dedicar lo que obtengan de las próximas actuaciones a sufragar el coste del billete y de las noches de hotel, pero seguirá siendo necesario el apoyo de organismos públicos para lo que el mensaje que lanzan es recordar que «esté ahí la bandera de Castilla-La Mancha y de España va a dar un caché internacional y nacional».