El número de desfibriladores aumenta casi un 64%

Ana Pobes
-
El número de desfibriladores aumenta casi un 64%

En 2013 había 86 desfibriladores semiautomáticos censados por la Junta mientras al cierre de 2018 la cifra llegó a los 141 repartidos entre lugares públicos y privados

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria estima  que en España fallecen diariamente 100 personas por parada cardíaca. Una cifra que se puede reducir si se aplica la desfibrilación temprana, una acción que aumenta las posibilidades de salvar vidas. Ciudad Real cuenta, a cierre de 2018, con un total de 141 desfibriladores censados por la Junta, lo que supone casi un 64% más que hace cinco años, cuando en 2013 tan solo había instalados 86, según los datos publicados por el Servicio de Salud Pública de Castilla-La Mancha (Sescam) en su página web. En total, 141 dispositivos repartidos sobre todo en espacios públicos (97) y privados.
Un cartel verde, con un corazón y un rayo, marca que existe un lugar cardiorespiratorio y que hay una persona capaz de utilizarlo, y por lo tanto, de salvar una vida. Y es que, cuando se produce una parada cardiaca fuera de un centro sanitario, la intervención inmediata de personas no sanitarias, pero formadas en la práctica de maniobras de resucitación cardiopulmonar (RCP) y en la aplicación de desfibrilación precoz, constituye un eslabón fundamental para mantener la cadena de supervivencia de quienes sufren la parada cardiaca. Y de eso es consciente la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que ha regulado, mediante Decreto, los requisitos para la instalación de desfibriladores fuera del ámbito sanitario y para obtener la formación necesaria para su utilización, pero también la Diputación de Ciudad Real, presidida por José Manuel Caballero, y que en el año 2014 comenzó el programa ‘Salva un corazón, salva una vida’. Desde entonces, la Institución provincial ha instalado 133 desfibriladores y «en breve» implantará 43 más con el objetivo de que «los edificios municipales e institucionales sean espacios cardioprotegidos y que en todos los municipios de Ciudad Real haya al menos un desfibrilador», comenta el diputado provincial, David Triguero.
En ese listado de pueblos con al menos un desfibrilador se encuentra Argamasilla de Calatrava, Cózar, El Robledo, Almedina, Llanos del Caudillo, Arenales de San Gregorio, Montiel, Calzada de Calatrava, Albaladejo, Santa Cruz de los Cáñamos, Arroba de los Montes y Villarta de San Juan, entre otras muchas localidades. La última en sumarse ha sido El Torno, que gracias a la Diputación de Ciudad Real, a partir de ahora contará con un desfibrilador externo automático (DESA) en la parte baja del Ayuntamiento, junto al Salón de Usos Múltiples. Su alcalde, Javier Colado, explicó, a través de una nota, que «El Torno ya es un espacio cardioprotegido porque contamos con medios y personal cualificado para ofrecer una respuesta inmediata a la persona que pueda sufrir una parada cardíaca mientras llegan los servicios sanitarios». «Hemos tenido que esperar dos años para que el desfibrilador esté aquí finalmente, porque a pesar de tenerlo solicitado y aprobado no nos lo hacían llegar. Pero más vale tarde que nunca», argumentó.
Cabe señalar que para que un desfibrilador esté censado y operativo debe contar con personal formado y que cuente con un carné para su utilización.  Así, un total de seis personas de El Torno, entre las que se encuentran personal del Ayuntamiento, el monitor de deportes y representantes de asociaciones locales, han recibido el correspondiente curso sobre el uso y manejo del desfibrilador para poder utilizar correctamente este aparato en caso de ser necesario.
Está demostrado científicamente que la desfibrilación eléctrica precoz es el medio más efectivo para recuperar la vida, evitando o minimizando las secuelas. Se estima que por cada minuto que pasa sin aplicar esta medida disminuye la supervivencia un 7-10 %; y que el empleo del desfibrilador en un plazo inferior a cinco minutos la aumenta, disminuyendo las secuelas. De ahí que, por el momento, sean 41 los municipios que cuentan con al menos uno, según el censo regional.