Alarcón aboga por un modelo "igual" para hombres y mujeres

Ana Pobes
-

La presidenta de la Audiencia Provincial ha recibido esta mañana el Premio por la Igualdad que otorga por cuarto año consecutivo la Diputación coincidiendo con la celebración del Día de la Mujer

Alarcón aboga por un modelo "igual" para hombres y mujeres

La presidenta de la Audiencia Provincial, María Jesús Alarcón, ha recibido esta mañana el Premio por la Igualdad que otorga por cuarto año consecutivo la Diputación de Ciudad Real coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer. Un reconocimiento que ha tenido lugar en un abarrotado acto celebrado en la Casa de Cultura de Miguelturra, donde ha tenido palabras de agradecimiento hacia al presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, y hacia el Foro provincial por otorgarle dicha distinción. 

Durante su intervención, aseguró sentirse "halagada y orgullosa de que las mujeres nos vayanos empoderando" pero lamentó que "hombres y mujeres no estemos en un plano de igualdad y donde todo gire y se desarrolle en comparación con un modelo masculino", por lo que abogó por hacer un modelo o un sistema "que quede igual de bien para los hombres y las mujeres". Y ese, insistió, es el objetivo que debemos tener. "Hay que cambiar el modelo, donde quepamos hombres y mujeres por igual y donde la corresponsabilidad de las labores domésticas y la atención a la familia no suponga un detrimento en la promoción profesional de las mujeres". En este sentido, recordó que a la carrera judicial se accede en "un plano de absoluta igualdad", ya que "se entra por méritos y capacidad mediante la superación de una oposición". Hasta aquí, subrayó, "los jueces y juezas somos iguales en derecho, pues tenemos la misma normativa y el mismo sueldo" pero el problema surge, continuó, cuando una jueza quiere ser madre. Y fiel refllejo de ello, dijo, es que "la presencia de mujeres en nombramientos de la carrera judicial revela una absoluta insuficiencia", por lo que lamentó que de los dieciséis Tribunales de Justicia que hay en España solo dos son mujeres y que de las 50  Audiencias Provinciales que existen a nivel nacional, solo diez están presididas por mujeres, y una de ellas la de Ciudad Real.

Alarcón, que ha estado acompañada de familiares, amigos,  compañeros de profesión y de diferentes autoridades locales, provinciales y regionales, hizo extensivo su reconocimiento a todas las mujeres, en especial a las que "cada día luchan por romper ese techo de cristal, que muchas veces es de cemento", y a las 14 mujeres que este año han perdido la vida por la violencia machista, «fruto de la desigualdad», por lo que la mejor lucha contra la violencia de género es «invertir en educación y en ese cambio de modelo». «Ahora, todos ya sabemos la teoría pero lo que nos falta es aplicarla», sentenció.     
El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, declaró que el premio, como en las tres ocasiones anteriores, «es totalmente merecido» y definió a Alarcón como una persona «cercana, afable, siempre con una sonrisa, firme y trabajadora» y como jueza, dijo, «sabemos que cuida con celo su independencia, que es rigurosa con los asuntos que trata y que muestra su sensibilidad en todo lo relacionado con los derechos de las mujeres, especialmente contra la violencia de género». Por todo ello, manifestó, «y porque puedes ser una referencia para otras mujeres, para que se animen a ocupar espacios de poder y responsabilidad en sectores tradicionalmente de hombres, eres merecedora de este premio». 
Reconoció que se ha avanzado mucho en la igualdad entre hombres y mujeres pero «aún queda mucho por conseguir», y eso «es lo que tenemos que reivindicar no solo hoy (por ayer) sino todos los días del año», pues «lamentablemente dos de cada tres personas desempleadas son mujeres y la mayoría, cuando tiene trabajo, tiene que soportar la doble jornada, la laboral y la de la casa, además de sufrir la brecha salarial y padecer mayor invisibilidad en el mundo rural». Por estas y «otras muchas razones», «hoy aún está justificada la lucha por la igualdad». Una lucha por la igualdad, continuó, que debe ser «una tarea de toda la sociedad. Nos compete a todos, no puede ser propiedad de ninguna ideología», subrayó al tiempo que aseguró que la lucha por los derechos de la mujer pasa por una nueva cultura de la igualdad. Y para ello, «para derribar murallas y tener un futuro mejor podéis contar conmigo», sentenció el presidente de la Diputación.