La Junta trabaja para hacer "viable" el medio rural

LT
-
La Junta trabaja para hacer "viable" el medio rural

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha participado hoy en el XXXVI Concurso de Gachas Manchegas de Herencia.

El Gobierno de Castilla-La Mancha trabaja día a día con el objetivo de “igualar” la calidad de vida del medio rural a la del medio urbano, para hacer que el medio rural siga siendo “viable” y tenga “futuro”.

Así lo ha manifestado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, que hoy ha asistido al XXXVI Concurso de Gachas Manchegas que se desarrolla dentro de las actividades programadas con motivo del Carnaval de Herencia, declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional.

En este evento, en el que han participado cerca de una treintena de grupos y familias enteras y que se ha desarrollado entre la Plaza de Toros y el Campo de Fútbol José María Fernández-Puebla, ha querido destacar la importancia que tienen para Castilla-La Mancha tanto sus agricultores como ganaderos y la industria agroalimentaria, ya que si no fuera por ellos, “no estaríamos hablando de la zona más poblada de la región”, como es la comarca de La Mancha.

Y es que “uno de cada tres habitantes de Castilla-La Mancha viven en estas agrociudades”, como Herencia, ha indicado y hay que seguir trabajando “entre todos” para “hacer de nuestro medio rural un lugar en el que se pueda vivir igual que en el medio urbano”.

 

Apoyo a las gachas y a la harina de almortas para su consumo humano. Acompañado por el alcalde de la localidad, Sergio García-Navas, así como la directora provincial de Agricultura, Prado Amores y el secretario general del PSOE de Herencia, José Manuel Bolaños, entre otros, Francisco Martínez Arroyo ha subrayado también la importancia de haber logrado en esta legislatura que el producto base de la receta de las gachas manchegas, la harina de almortas, “se haya regularizado para el consumo humano”.

Esto ha sido, ha dicho, gracias al esfuerzo del Gobierno regional, en una legislatura en la que  “nos hemos puesto manos a la obra para que se pueda vender ese producto tan nuestro que es la harina de almortas, a partir del cual se elabora uno de los platos más típicos de la gastronomía castellano-manchega: las gachas” que hoy se han podido disfrutar en Herencia.

Martínez Arroyo ha recordado que la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) ha admitido, a instancias del Gobierno de Castilla-La Mancha, su consumo humano, cuando hasta el momento, era considerado solo apta para consumo animal, a través del pienso. La AECOSAN en un informe realizado el año pasado, ha concluido que “el riesgo para la salud de la población general del consumo de harina de almortas puede considerarse despreciable en las condiciones habituales de consumo de esta harina en forma de gachas por la población española”.