El Gobierno actuará con firmeza si Torra vulnera la Justicia

Agencias
-

Robles advierte al presidente de la Generalitat que si no acata la sentencia del procés, llama a la desobediencia y a la violencia en las calles o quiebra el ordenamiento constitucional, sus acciones no quedarán impunes

El Gobierno actuará con firmeza si Torra vulnera la Justicia

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ha advertido al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que cualquier vulneración de la Constitución o las leyes será respondida con "serenidad y firmeza" por el Gobierno.
Robles ha aprovechado este martes la inauguración de la IX Jornada sobre Jurisdicción Militar que organiza el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para expresar su total apoyo a los magistrados de la Sala II del Tribunal Superior (TS) que han juzgado el "procés" con "independencia y rigor" y subrayar su respeto a la sentencia que harán pública próximamente.
Además, la ministra ha recordado que las sentencias judiciales se pueden criticar, pero siempre se deben acatar y respetar, "pero en ningún caso es aceptable que no se respeten" como tampoco lo es que se reciban "incitando a la desobediencia e incluso la violencia".
Por eso, ha subrayado que el Gobierno "no va a permitir ninguna violación del ordenamiento constitucional" y que cualquier desobediencia o incitación a la violencia "tendrá una respuesta sensata, ponderada y firme". Para Robles, durante los últimos meses, durante la celebración del juicio del procés la justicia ha dado imagen de "rigor y credibilidad" que es importante destacar. "Ha sido un ejemplo por parte de todos los magistrados de la Sala de lo que son los jueces españoles, ejemplo de independencia, de seriedad y de tutela máxima de todos los derechos", ha añadido la ministra de Defensa, que es magistrada en servicios especiales. 
A la jornada organizada y presidida por el presidente de la Sala Quinta, de lo Militar, del Tribunal Supremo, Ángel Calderón, han asistido militares, juristas y políticos, entre los que se encontraba la exministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.