El concurso gana en juventud

D. F.
-

La 'limoná' oficial congrega a miles de personas en el Auditorio Municipal de La Granja con un ambiente marcadamente festivo y desenfadado en una edición en la que se han retrasado los horarios para evitar las altas temperaturas

El concurso gana en juventud - Foto: Tomás Fernández de Moya

En medio del mar de camisetas casi siempre blancas que ayer eran los distintos niveles del Auditorio de la Granja fue notable también la presencia de grupos familiares y con ellos gente joven y niños, así como las incursiones de otros mozalbetes con el inefable tono rosado de quien se ha duchado en vino que se acercaban a ver a los amigos o a la familia que seguía el derrotero oficial de la fiesta.

Esta imagen sirvió para que la presidenta de la Federación de Peñas, Frasi López, lanzara un mensaje evidentemente optimista: «Cada año hay menos gente joven allí, manchándose allí (en el recinto ferial) y más gente aquí (en el Auditorio), concursando y la verdad es que no tiene nada que ver cómo se lo pasan aquí con cómo se lo pasan allí».

La también presidenta de la peña Puerta de Toledo subrayó el atractivo que en esta edición supone la actuación del grupo Samil, aunque sus primeros acordes sonaron cuando los miembros del jurado empezaban a recorrer las mesas de los 100 grupos participantes, pasadas ya las 21.00 horas.

Del mismo modo, López explicó que el concurso se retrasó media hora, como forma de evitar el castigo del calor. En cualquier caso, la mayor parte de los grupos inscritos se han conseguido toldos para esquivar la dureza de los rayos de sol.

La presidenta de la Federación de Peñas encabezaba un equipo de más de 20 personas, formados por los integrantes de su junta y varios voluntarios procedentes de diferentes peñas, que se encargaron del reparto de los materiales. Un lebrillo, diez litros de vino de mesa, un kilo de limones, un kilo de azúcar y vasos, además de un estuche de vino Señorío de Guadianeja, que todos los años cede la bodega.

Las previsiones de los organizadores eran fallar el primer tramo del concurso, en torno a las 22.00 horas, fuera del cierre de la presente edición.

Por otro lado, los grupos más veteranos realizaron todo un despliegue de medios pasar la tarde del mejor modo posible, lo que incluye todo tipo de bebidas y refrescos, sillas plegables, alimentos de diverso tipo -con preferencia por los embutidos, la tortilla de patatas o los encurtidos- y en algunos casos lebrillos secundarios, distintos a los que se reciben de la organización para ofrecer otras modalidades de limoná, como la sin alcohol u otra sin azúcar y con stevia.

Claro que entre los grupos predominan ya los que acumulan décadas de experiencia, por ejemplo, los integrantes de la peña del Barrio del Pilar revelan que ya llevan 30 años acudiendo a este certamen, «desde que se fundó la peña», lo que les ha permitido alzarse con algunos premios.

En la tarde de ayer, una treintena de personas se habían agrupado bajo el gran cartel que anunciaba la presencia de la peña.

Otro de los grupos numerosos era el formado por los integrantes de la Hermandad de Jesús Nazareno. Entre vuelta y vuelta a la mezcla, Juan Luis Huertas explica que el grupo lleva ya unos 15 años acudiendo a esta celebración. «Para nosotros éste es un día de Ciudad Real, un día de Pandorga en el que homenajeamos a la Virgen del Prado y a todas nuestras tradiciones».

Huertas comenta que no es necesario tener una fórmula magistral para hacer limoná, «el truco es querer mucho a Ciudad Real, la zurra te puede salir mejor o peor, depende del vino, de los limones, del azúcar, pero lo primero principal es querer a Ciudad Real».

Menos experiencia acumula Carmen Ocaña, que con la peña La Gran Familia lleva tres años concursando. «Poco a poco hemos ido adquiriendo cosas para que sea más fácil», así durante este tiempo se han hecho con varias neveras portátiles y en esta edición estrenan su propio toldo.

A su lado Carlos Ocaña que se afana en remover la mezcla, coincide con Juan Luis Huertas, en que no hay secretos con la limoná, «sólo que guste».


Las más vistas