La estrategia de las UPs se centrará en la despoblación

Ana Pobes
-

La Diputación constituye la comisión asesora permanente y estudia cómo «discriminar de forma positiva» en la convocatoria a los municipios afectados por la pérdida de vecinos

La nueva estrategia de la UP se centrará en la despoblación - Foto: Pablo Lorente

La Diputación trabaja ya en el diseño de las próximas estrategias por las que se regirán las Universidades Populares (UP) de la provincia en los próximos cuatro años. Y el primer paso se dio hace tan solo unos días en el Palacio Valdeparaíso, en Almagro, donde se constituyó la nueva comisión asesora permanente que estará presidida por el diputado provincial socialista responsable del área de Cultura, David Triguero, y en el que formarán parte los dos grupos políticos de la Diputación de la mano de María Antonio Álvaro como diputada del Partido Popular y Manuela Escudero en representación del Partido Socialista.
El nuevo organismo contará además con un miembro en representación de la Federación Española de Universidades Populares y en nombre de las UP de la provincia estarán las de Castellar de Santiago, La Solana, Corral de Calatrava, Miguelturra, Villamanrique, Pedro Muñoz, Socuéllamos, Agudo, Llanos del Caudillo, Arenales de San Gregorio, Pozuelo de Calatrava y Fuente el Fresno. El nuevo organismo se volverá a reunir después del verano.
Tras la constitución de la nueva comisión asesora permanente, se abordaron las principales líneas por las que se trabajará de cara a este mandato. Así con la demografía como reto, la intención de la Diputación, presidida por el socialista José Manuel Caballero, es «discriminar de forma positiva» en la convocatoria de 2020 a aquellos municipios «muy afectados por el fenómeno de la despoblación», por lo que se estudiará de qué manera se puede favorecer a estas localidades, quizás, argumenta, «con una puntuación extra teniendo en cuenta algunos baremos para «tener un poco más de financiación». Pero los esfuerzos se centrarán también en cubrir esa alfabetización digital a través de distintos cursos enfocados, por ejemplo, al aprendizaje de la firma electrónica y dirigidos «no solo a colectivos y asociaciones sino también a vecinos en particular». Asimismo, durante el encuentro se apostó también por «lanzar actividades o iniciativas en materia de igualdad con  el foco puesto en la lacra de la violencia de género». Y para ello, se contará con la colaboración de la Consejería de Igualdad con quien se pondrán en marcha «proyectos conjuntos a través de estas universidades», presentes en casi 90 localidades de la provincia.  
Objetivos todos ellos, insistió Triguero, que aún hay que perfilar y estudiar, y a los que habrá que sumar también otras muchas actuaciones promovidas por la Diputación en la última legislatura como Sabores del Quijote o Un paseo Real, entre otras muchas, encaminadas al fomento del patrimonio, la gastronomía y el turismo. Pero sin olvidar tampoco, puntualiza, la actividad cultural y formativa, y que «al fin y al cabo es la esencia de las Universidades Populares».
La Diputación ha invertido en el presente ejercicio, a través del área de Cultura, Deportes y Juventud, un total de 477.540 euros en las Universidades Populares de 82 municipios de la provincia.