Nuevos retos para Gustavo Molina

Eduardo Gómez
-
Gustavo Molina, con empleados de Nexter. - Foto: LT

El infanteño participará en las maratones de Sevilla, Los Ángeles y París con la silla de atletismo y también competirá en pruebas con la handbike

Gustavo Molina continúa con una preparación invernal muy meticulosa de cara a un año que se presenta muy intenso en cuanto a competiciones. 
Cuando se cumple una década del accidente que le dejó en silla de ruedas, el deportista infanteño afincado en Poblete conserva la misma ilusión que el primer día y en su calendario de 2019 tiene muchas fechas marcadas en rojo.
Junto a su nuevo entrenador, Santiago Sanz, percibe «muy buenas sensaciones y un gran progreso» en la silla de atletismo, de tal forma que se ha apostado que se afeitará la barba si consigue bajar de 1 hora y 40 minutos en maratón. «En 2018 mejoré mucho en la silla de atletismo y en handbike no estuve lejos de los mejores», repasa para justificar su optimismo de cara al presente año.
Su debut oficial esta temporada será el 17 de febrero en Sevilla y posteriormente competirá en el Maratón de Los Ángeles (Estados Unidos) el 24 de marzo y en el Maratón de París (Francia) el 14 de abril. En junio también tiene previsto regresar al Maratón de Duluth en Estados Unidos, una prueba ideal para rebajar su marca.
Todas estas pruebas las completará en su silla de atletismo, pero tampoco descuida la handbike, modalidad en la que llegó a proclamarse campeón de España en 2012. Así, en esta disciplina formará parte del equipo de la Fundación Ciclista de Castilla-La Mancha (Fucicam) que tomará parte en pruebas de la Copa de España de Ciclismo Adaptado (una de ellas se celebrará en Tomelloso el 17 de marzo) y en la prueba de la Copa de Europa que tendrá lugar en Casar de Cáceres el 30 y 31 de marzo, entre otras.
Por su preparación en estas disciplinas también tiene previsto competir en el Mundial de Paraduatlón que se celebrará a finales de abril en Pontevedra. En esta disciplina ya llegó a ser campeón del mundo en su categoría.
Un deportista multidisciplinar, por lo tanto, que sigue disfrutando con lo que hace y al que competir en unos Juegos Paralímpicos no le obsesiona: «No es algo que me quita el sueño. Si tiene que venir, vendrá, pero no por ello me voy a especializar en una disciplina. Me gusta lo que hago y quiero seguir disfrutando con el deporte», recalca.

 

NEXTER, NUEVO PATROCINADOR

La empresa Nexter es ya una de las firmas patrocinadoras de Gustavo Molina. «Nos identificamos plenamente con la manera en la que este deportista y ser humano excepcional afronta los retos que marcan el destino de las personas y organizaciones, más allá del deporte y la competición»», se explica desde esta empresa, referente en el sector de la limpieza y jardinería, el patrocinio a Gustavo Molina, que a su vez se muestra «agradecido por la confianza que han puesto en mí». Nexter es patrocinador, asimismo, de otros clubes y eventos deportivos y culturales.