scorecardresearch

Denuncian inundaciones en los cuartos de contadores

Efe
-

Un total de 88 familias de las calles Manzanares, Veredas y Piedrabuena advierten el riesgo eléctrico que supone para las personas las constantes inundaciones que sufren los cuartos de contadores y limpieza de sus edificios

Denuncian inundaciones en los cuartos de contadores

Un total de 88 familias de Puertollano han mostrado este martes su preocupación por las constantes inundaciones que sufren los cuartos de contadores y limpieza de sus edificios. 

Los vecinos de las calles Manzanares, Veredas y Piedrabuena han advertido en un comunicado del riesgo eléctrico que tiene esta situación para las personas al quedar los contadores de la luz sumergidos cada vez que llueve con intensidad.

El problema apareció en sus bloques tras la obra del nuevo colector que sustituyó al antiguo que presentaba hundimientos y han lamentado que, después de estas obras, el Ayuntamiento de Puertollano no ha dado soluciones y están a la espera de una reunión con la Concejalía de Urbanismo.

Denuncian inundaciones en los cuartos de contadoresDenuncian inundaciones en los cuartos de contadoresSegún han señalado los vecinos, las inundaciones se han agravado hasta el punto de que en 2021 sufrieron cuatro inundaciones, las dos últimas el 30 de octubre en un margen de dos horas, requiriendo la intervención de los bomberos.

En este sentido, los presidentes de las comunidades de vecinos afectadas creen que al tener el nuevo colector menor profundidad, cuando comienza a llenarse por efecto de las lluvias se producen estas inundaciones en los cuartos de contadores que se encuentran en un nivel inferior con respecto al suelo. "No se trata ya de la molestia que supone limpiar estos recintos de aguas sucias procedentes de la red de saneamiento, sino que, en una suerte de lotería nefasta según la cantidad de agua caída, los contadores de la luz y acometidas eléctricas quedan sumergidos con el consiguiente riesgo eléctrico tanto para el edificio como para las personas", han denunciado las familias.

A este respecto, la situación ha llegado al límite de que cuando se prevén lluvias algunos vecinos optan por dejar abiertas las puertas de los cuartillos para que corra el agua con la intención de que no alcance mayor nivel y afecte a los aparatos. Las comunidades de vecinos afectadas lamentan que "el tiempo pasa" y que, hasta ahora, el Ayuntamiento no ha buscado soluciones técnicas a un problema grave