El fiscal pide 30 años de cárcel por matar a su hermano y su cuñada chocando su coche en Criptana

Pilar Muñoz
-

Los hijos de los fallecidos se han personado en la causa y solicitan una condena mayor para su tío al considerar que asesinó a sus padres hace un año en la carretera de Criptana

Los coches implicados en el suceso - Foto: /Fotos Tomás Fernández

Los hijos del matrimonio muerto hace un año en la carretera de Campo de Criptana tras ser embestida, presuntamente, la furgoneta en la que viajaban por el hermano del varón a bordo de su coche, un vehículo de alta gama, se han personado en la causa y piden que su tío sea condenado por asesinato. Esta es la tesis que defienden sus abogados, según han asegurado a este diario fuentes jurídicas.
La mismas fuentes han indicado a La Tribuna que la Fiscalía, por contra, considera los hechos constitutivos de un homicidio doloso o intencionado con la circunstancia agravante de parentesco y pide para el acusado una pena de 30 años de cárcel, 15 por la muerte de su hermano y otros tantos por la de su cuñada.
Según las pruebas que maneja la Fiscalía, el acusado que responde a las iniciales F. M. M., de 43 años, «actuó con intención de acabar con la vida de su hermano y de su cuñada», dirigiendo su coche, presuntamente, contra la furgoneta de su hermano hasta sacarla de la carretera.
Para el Ministerio Público, los hechos ocurridos la tarde del 2 de mayo del año pasado, en la CM-420, dentro del término municipal de Campo de Criptana, son constitutivos de un delito tipificado en el artículo 138 del Código Penal que será castigado con penas que oscilan entre los 10 y 15 años, por lo que la Fiscalía pide la máxima condena para el encausado.
La acusación particular califica de asesinato con alevosía (artículo 139 del Código Penal) con penas que van de 15 a 20 años.
F. M. M. fue encarcelado horas después de que ocurrieran los hechos como presunto autor de dos delitos de homicidio.

Se partió en dos. La parte trasera de la pequeña furgoneta en la que viajaba el matrimonio (A. M. M., de 49 y su mujer, P. G.M. Q., de 47) desapareció tras el brutal impacto. La pareja murió en el acto, mientras el presunto homicida fue trasladado en una ambulancia al hospital de Alcázar de San Juan, donde ingresó prácticamente sin lesiones, ileso, según informó entonces a este diario el Sescam. Para entonces, la Guardia Civil de Tráfico ya inició una investigación tras la recogida de pruebas, mediciones, etc.
Las sospechas y primeros indicios apuntaban a que el brutal choque podría ser intencionado e incluso que el hombre que circulaba en el vehículo de alta gama que embistió a la furgoneta podía haber perseguido al matrimonio hasta embestirle.

Más información en la edición impresa.